GARA > Idatzia > Mundua

Al menos 310 muertos en PakistŠn en el incendio de dos fŠbricas de ropa

Dos incendios en sendas fábricas de Pakistán dejaron al menos 310 muertos durante la noche del martes, síntoma de la falta de medidas de seguridad laboral de la industria del país. Los edificios, poco sólidos y sin salidas de emergencia, se convirtieron en ratoneras.

p028_f01-148x108.jpg

GARA |

Al menos 310 personas murieron en dos incendios que arrasaron, con unas pocas horas de diferencia, una fábrica textil y de zapatos en las dos ciudades más grandes de Pakistán, signo de la fragilidad de la industria local del país.

El primer incendio, que estalló la noche del martes en una fábrica de sandalias y suelas de plástico en Lahore (este), dejó 21 muertos, según un informe presentado ayer por las autoridades locales.

El segundo quemó una fábrica textil en Karachi (sur), una megápolis de 17 millones de habitantes y corazón industrial de Pakistán. Las autoridades informaron de una docena de muertos la noche del martes, pero la cifra de víctimas aumentó escandalosamente ayer.

«La cifra de muertos ha ascendido a 289» declaró ayer un alto funcionario de la ciudad de Karachi, Roshan Shaikh, con lo que aumentó a al menos 310 la cifra de víctimas mortales en total en ambos incencios.

En referencia a este segundo incendio, un responsable de los equipos de rescate declaró a la cadena privada Geo Tv que el siniestro ocurrió por un cortocircuito en un gran generador eléctrico ubicado cerca del acceso principal del edificio, que se convirtió en una trampa mortal para los trabajadores.

La mayoría de los cadáveres fueron rescatados del sótano y del cuarto piso de la fábrica.

Las ínfimas condiciones laborales y de seguridad en las que operan las miles de fábricas textiles del país sirvieron para convertir el incendio en una catástrofe.

Este se ha convertido ya «en el incendio más grande de la historia de Karachi» según informó un alto cargo del Ministerio de Salud de la provincia de Sindh.

«La planta no fue construida de manera muy sólida. Había poco espacio para la ventilación y no había salida de emergencia», dijo Ehtesham Salim, jefe de los servicios de bomberos en Karachi. «Desafortunadamente el dueño de la fábrica había condenado todas las puertas excepto la entrada principal del edificio», detalló.

En el momento del incendio «había entre 600 y 700 personas dentro. Creemos que muchas de ellas han conseguido escapar, pero tememos que el balance de víctimas continúe aún aumentando», explicó Irfan Moton, presidente de la Asociación de Industrias de Sindh.

supervivientes

Sesenta trabajadores que se encontraban dentro de la fábrica en el momento del incendio escaparon de las llamas saltando por las ventanas.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo