GARA > Idatzia > Euskal Herria

El cohete que lanza hoy Uharte sonarŠ a gaitas y cencerros

El grupo de gaiteros de Uharte comparte con el zanpantzar el honor de prender la mecha del chupinazo que abre hoy las fiestas del pueblo. Esta localidad inicia una maratón de nueve días de fiesta, con dos fines de semana. Con estas fiestas, Iruñerria empalma las festividades veraniegas con las que son propias del otoño, como San Fermín Txikito.

p017_f02.jpg

Aritz INTXUSTA | UHARTE

Los gaiteros y el grupo de zanpantzar dispararán hoy el cohete que da comienzo a las fiestas de Uharte. Este pueblo de Iruñerria cierra el ciclo de fiestas veraniego, pero debido a lo largas que son (nada menos que nueve días) se unirán con las fiestas populares de Alde Zaharra, conocidas como San Fermín Txikito. Al menos, Uharte no tiene rival durante este fin de semana.

La comisión de fiestas, en la que se incluyen los grupos culturales de la localidad, no pudo ponerse de acuerdo sobre quién se merecía tirar el cohete -o más bien a quién descartar de ese honor-. Finalmente, será un encendido de cohete conjunto, que lanzarán el grupo de gaiteros y zanpantzar de Uharte. Los músicos llevan 25 años chupando la lengüeta de su instrumento y los joaldunak cumplen este año 32 primaveras.

Xabi Etxeberria prenderá la mecha por parte del grupo de zanpantzar, que era ya el tercer año que recibía la nominación. «Soy el joaldunak más antiguo», explica el uhartearra. «Llevo aquí desde que comenzamos, en el año 78», empieza a recordar. Estos joaldunak son unos pioneros, ya que se trata del primer zanpantzar que se creó fuera de las localidades de Zubieta e Ituren. «Los dos primeros años teníamos una equipación un poco precaria, pero después vinieron de Zubieta y nos enseñaron a conciencia. Ahora lo hacemos con todas las de la ley».

Los joaldunak de Uharte aparecieron junto a Olentzero hace más de 30 años. Ahora han buscado refugio en la peña Berdintasuna, pero sigue siendo algo del pueblo. «Cualquier vecino o vecina de Uharte puede participar y sumarse. Por aquí ya han pasado más de cien personas», se enorgullece Etxeberria. El más experimentado del grupo de zanpantzar también está satisfecho con el futuro de la iniciativa. «Ahora mismo somos 25 adultos y 15 niños, por lo que la continuidad está más que garantizada».

Etxeberria destaca de las fiestas de su pueblo el ambiente de colaboración que se crea. El programa incluye todos los actos que se plantean en las txosnas por parte de los grupos culturales. La única excepción es el brindis, que no está anunciado, pero que se prevé que se celebre hoy sobre las 13.00 horas en la plaza de San Juan donde se colocan las cuatro barracas.

«Este año se nota que ha bajado el presupuesto, pero es lo normal en estos tiempos que corren», dice quien prenderá el cohete. No obstante el pueblo no renuncia a una maratón de dos fines de semana con el pañuelo anudado al cuello. Son nueve días, los mismos que Iruñea con doblete en días de fiesta. Pese a ello, los joaldunak no harán sonar sus cencerros. «Nos reservamos para actos en los que el zanpantzar tiene sentido y siempre con contenidos culturales de folklore euskaldun o reivindicativos. En fiestas nos guardamos el traje y nos dedicamos a celebrar y punto».

Etxeberria solo se cogerá un día de vacación entre semana para disfrutar, será el lunes, porque uno de los actos que más le gusta es la costillada.

los primeros

El zanpantzar de Uharte fue el primero que se organizó fuera de los pueblos de Zubieta e Ituren. Empezaron hace 32 años y aseguran que, con el grupo infantil de 15 componentes, tienen el futuro garantizado.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo