GARA > Idatzia > Kultura

Agujero en el corazůn

ęDie lebendenĽ

p053_f02_87x64.jpg

Mikel INSAUSTI

Barbara Albert tiene pleno derecho a contar su historia familiar, y nadie le podrá negar a “Die lebenden” el valor autobiográfico. Sin embargo, su  caso es igual que tantos otros relativos al Holocausto, por lo que no se diferencia en nada de la mayoría de películas que indagan en la memoria histórica de los crímenes de guerra cometidos por el nazismo.

La aportación más personal de la cineasta austriaca al conocido tema surge de la herencia genética, simbolizada por una lesión cardiaca que, también, podría haber afectado perfectamente a su presión sanguínea. No en vano los Weiss proceden de la minoría sajona de Transylvania, en Rumanía. Al mismo tiempo la dolencia ilustra el vacío en el corazón que la protagonista siente a causa de las mentiras y secretos de familia.

Para intentar cubrir ese hueco la joven comenzará a indagar en el pasado de su abuelo, del que siempre le han contado que estuvo en las SS a la fuerza, y sin cargo o responsabilidad alguna. La verdad que irá sacando a la luz, en su recorrido por el viejo continente, dirá todo lo contrario.

Si descubrir que en realidad fue un oficial del campo de concentración de Auschwitz ya supondrá un mazazo para la horrorizada nieta, lo será más el hallazgo de una entrevista en la que el anciano denota el perfil tipo de los genocidas nazis, sin asomo de arrepentimiento y justificando las muertes causadas como acciones bélicas contra el enemigo. Es más, defiende su sensibilidad y refinada educación.

Sección Oficial

Dirección y guión: Barbara Albert.

Producción: Barbara Albert, Bruno Wagner y Alex Stern.

Intérpretes: Anna Fischer, Hanns Schuschnig, August Zirner.

Fotografía: Bogumil Godfrejów.

Música: Lorenz Dangel.

País: Austria, 2012.

Duración: 110 minutos.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo