GARA > Idatzia > Euskal Herria

Crůnica | Divergencias en torno a la gestiůn de residuos

PNV y PP impulsan a Denis Itxaso (PSE) a la presidencia de San Marcos

Denis Itxaso (PSE) es ya el presidente de la Mancomunidad de San Marcos. El concejal donostiarra accedió ayer al cargo en lugar de Ainhoa Intxaurrandieta (Bildu) merced al respaldo añadido de PNV y PP. El jeltzale Mikel Pagola, alcalde de Urnieta, es el nuevo vicepresidente.

p023_f01_111x111.jpg

Imanol INTZIARTE

Fue una sesión tensa en lo verbal, con presencia de la Ertzaintza en el exterior frente a una concentración de la Coordinadora de Plataformas Contra la Incineración. Carteles con el cuerpo de un camaleón y el rostro de Itxaso, afeándole su cambio de postura en lo referente a la quema de los residuos, de la cual era un ferviente detractor. Gritos de «mentiroso» o «ya tienes tu corona» acompañaron su llegada a la sede que la Mancomunidad tiene en el barrio donostiarra de El Antiguo.

Abrió la sesión la hasta ayer presidenta. La fecha, primer caballo de batalla. Intxaurrandieta tildó de «esquiroles» a los representantes de PSE, PNV y PP, y recordó que en ese mismo momento -era mediodía- miles de personas recorrían las calles en protesta por «ese modelo que ha causado la crisis» y en el que, a su juicio, se enmarcan infraestructuras como la incineradora.

Itxaso negaría posteriormente que la coincidencia con la huelga fuese responsabilidad suya y se la endosó a Bildu, acusando a la coalición de «añadir tensión y conflictividad».

Intxaurrandieta recordó que su formación gobierna en nueve de los diez ayuntamientos de la Mancomunidad. El PNV ostenta la Alcaldía en Urnieta, mientras que Bildu lo hace en Donostia, Pasaia, Errenteria, Lezo, Oiartzun, Astigarraga, Hernani, Usurbil y Lasarte-Oria.

Cada municipio elige dos representantes para la Mancomunidad. El voto es ponderado: su porcentaje varía en función del número de habitantes. A principios del verano, PSE, PNV y PP modificaron la delegación de Donostia y Lasarte-Oria en San Marcos, volteando así las mayorías para conseguir el cambio en la presidencia.

La anterior presidenta se lo reprochó a los jeltzales, si bien estos replicaron que Bildu no tiene problemas en alcanzar acuerdos con PSE o PP cuando lo estima conveniente.

Al margen del juego estrictamente político, Ainhoa Intxaurrandieta subrayó que «nos queréis echar por analizar los problemas y proponer soluciones», y recordó que sus propuestas de recogida selectiva y posterior tratamiento siguen las directrices europeas.

«Mayoría silenciosa»

Tras este discurso se procedió a la votación, que confirmó el nombramiento de Itxaso y Pagola. En principio estaba pactado que Ramón Gómez (PP) fuese vicepresidente, pero las normas no permiten que los máximos cargos pertenezcan al mismo ayuntamiento y el concejal donostiarra es el único representante de su partido en la Mancomunidad.

Una vez elegido presidente, Itxaso tomó la palabra para presentarse como «portavoz de una mayoría silenciosa que ni insulta ni monta algaradas» y comparar lo acontecido ayer con la elección del alcalde de Lasarte, donde su partido resultó el más votado pero el resto de formaciones se unieron para arrebatarle el bastón de mando.

Itxaso dijo que su postura está avalada por «más de 60.000 firmas en contra del modelo caduco de los vertederos y del puerta a puerta. No se puede gobernar contra las Juntas Generales ni imponer sistemas por encima de lo que opina la gente».

Esta última frase desbordó el vaso de una de las asistentes entre el público, que le emplazó a consultar sobre la incineradora. «Eres un paso atrás», espetó la mujer, ante lo cual Itxaso acusó a Bildu de «hablar con odio». «No somos de Bildu, no mezcles una cosa con otra», le respondieron quienes portaban carteles contra la quema de residuos.

Terminado este rifirrafe, Intxaurrandieta recordó que «las mancomunidades no tienen competencias para frenar el puerta a puerta», ya que el sistema de recogida es decisión de los ayuntamientos.

Mertxe Aizpurua, alcaldesa de Usurbil, acusó a los impulsores del relevo de «defender intereses de las grandes empresas privadas», ante lo cual Itxaso replicó arremetiendo contra Garbitania pese a que, como explicó Intxaurrandieta, esta es una empresa creada para la gestión de residuos «100% con capital público y sometida al Tribunal Vasco de Cuentas».

Recogida en empresas

Se da la circunstancia de que el próximo lunes entrará en vigor en parques empresariales y polígonos industriales -unas 2.600 empresas- un nuevo sistema de recogida que supone una mejora del anterior porque los residuos se dividirán en catorce fracciones diferentes.

La normativa contempla la aplicación de incentivos fiscales para aquellas compañías que mejor cumplan con el reciclaje. Preguntada al respecto, Intxaurrandieta consideró que su relevo al frente de San Marcos no supondrá la paralización de esta iniciativa.

La asamblea concluyó con la elección de Itxaso, Gómez e Intxaurrandieta como representantes de San Marcos en el Consorcio de Residuos de Gipuzkoa (GHK), donde Bildu mantiene su mayoría.

 

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo