GARA > Idatzia > Kultura

El stano habitado

Io e te

p052_f03.jpg

Koldo LANDALUZE

Nueve años después de “Soñadores”, Bernardo Bertolucci ha regresado a las pantallas  con un intenso retrato sicológico y emocional en el que el autor de obras tan referenciales como “El conformista” ha confirmado su alejamiento total de los proyectos monumentales. De hecho, el autor italiano  parece que se encuentra mucho más cómodo en escenografías cuyo espacio se va reduciendo progresivamente, a la manera de un cuento borgesiano.
Si en anteriores proyectos las escenas transcurrían casi por completo en casas o pisos –“Belleza robada”, “Asediada” y “Soñadores”–, en esta oportunidad, el escenario se reduce al máximo hasta cobrar forma definitiva en un polvoriento sótano-trastero. Este era el reto que debía ser asumido  a la hora de llevar a cabo la adaptación de la novela de Niccolò Ammaniti. Un reto que resulta de mayor complejidad si se tiene en cuenta que el peso dramático recae en los dos jóvenes marcados –uno sicológicamente y la otra en plena fase de superación de su drogodependencia– que lo protagonizan.
Secuencia a secuencia, “Io e te” nos descubre la pericia del cineasta a la hora de desenvolverse en las distancias cortas y prueba de ello es la  química de la pareja protagonista y ese halo de calidez y emotividad que emana de un espacio más acorde con las atmósferas opresivas. Con estos contados mimbres, Bertolucci ha tejido una propuesta sensible respaldada por una cuidada fotografía y una banda sonora tan efectiva como oportuna. Todo ello se resume en el baile compartido por los dos seres heridos que habitan un sótano alejado de todos y de todo.

 
Zabaltegi Perlas

Dirección: Bernardo Bertolucci.

Guión: Bernardo Bertolucci, Francesca Marciano y Umberto Contarello, sobre la novela «Niccolò Ammaniti».

Intérpretes: Jacopo Olmo Antinori, Tea Falco, Sonia Bergamasco,

País: Italia.

Duración: 97 m.

Género: Comedia, drama.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo