GARA > Idatzia > Eguneko gaiak

CLAUSURA DE LA 60 EDICI”N DE ZINEMALDIA

Hasta las cejas de adrenalina

Víctor Esquirol Crítico de cine

The Art of Flight» y «Storm Surfers» tienen un denominador común. Tratan sobre yonquis. Los individuos que aparecen en ellas deciden compartir el mismo cuadro clínico (lo que se conoce como «estar como una chota») para alcanzar la misma sustancia: la adrenalina. Pero cuidado, un chute de este estimulante nos lleva a hacer locuras. En mi caso, coger una tartana, recorrerse medio Marruecos, ponerse encima de una plancha de sandboard y lanzarse por las dunas del desierto. Historia verdadera. Tan cierta como el golpe en las costillas, cuyas secuelas no desaparecieron hasta pasadas unas semanas. Es divertido, sí... pero no lo prueben en casa.

Sin hacer caso a las advertencias, en «The Art of Flight» un grupo de tarados decide hacer realidad su pasión: bajar a toda velocidad haciendo snowboard por las montañas más peligrosas. El velódromo Antonio Elorza, lleno hasta los topes, entró en éxtasis a los cinco minutos. Lo prometido era espectáculo... y ahí estaba. Una producción impecable orquestada por Curt Morgan plasma en imágenes en alta definición, secuencias en cámara lenta y una gran recopilación musical, esa sensación indescriptible de lanzarse al vacío y vivir para contarlo. Un prodigioso videoclip de hora y media en el que la adrenalina, está en cada fotograma. Más cercano al formato clásico de documental, se nos presenta «Storm Surfers». Dirigida por Justin McMillan y Christopher Nelius, la cinta tiene el acierto de sus protagonistas, dos antiguas estrellas del surf que deciden superar la crisis de los cuarenta domando las olas más emblemáticas del planeta. Sin llegar a la excelencia estética de la anterior propuesta, ésta sigue alcanzando altas cotas de espectacularidad, sobre todo cuando la fuerza del océano se muestra en toda su plenitud. A pesar de los problemas con el sistema 3D, los rugidos de admiración del público no se apagaron. Fluían las emociones fuertes; la adrenalina. Y yo vuelvo a pensar en Marruecos...

 
Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo