GARA > Idatzia > Kirolak> Athletic

Europa League

Bielsa llamů a Llorente y Herrera

La polémica del lunes no afectó a la convocatoria del delantero y el centrocampista regresa tras superar su operación de pubis.

p038_f01_97x148.jpg

Jon ORMAZABAL

En caso de que lo considere oportuno, Marcelo Bielsa podrá contar con los servicios de Fernando Llorente y Ander Herrera en el partido de mañana ante el Sparta de Praga, después de que el técnico argentino incluyese a ambos en la lista de 18 convocados que desplazó hasta la capital checa. El delantero entró en la lista tras tener un fuerte desencuentro con el entrenador, que el lunes lo envió al vestuario sin que acabara el entrenamiento, mientras que el centrocampista vuelve a estar disponible una vez recuperado de la operación de pubis a la que fue sometido hace 25 días.

Si finalmente acabase jugando en el Generali Arena de la capital checa, el jugador bilbaino reaparecería incluso un día antes del más optimista de los plazos de recuperación de la lesión establecidos por los servicios médicos del Athletic tras la operación, que eran de «entre cuatro y seis semanas».

Ander Herrera entró en la convocatoria europea por el joven Iñigo Ruiz de Galarreta y también se quedaron fuera de la lista de citados el lesionado Iñigo Pérez, Jon Aurtenetxe, Jonas Ramalho e Igor Martínez.

Al margen de la convocatoria, Marcelo Bielsa no dio ningún tipo de pistas sobre el once inicial que puede alinear mañana en el entrenamiento de ayer, en el que dividió a la plantilla en dos grupos, que trabajaron en campos diferentes. En uno de ellos se encontraba el bloque defensivo y en el otro el ofensivo.

En búsqueda de la normalidad

La discusión entre Bielsa y Llorente ha sido el último capítulo de un verano especialmente convulso en la entidad rojiblanca del que la plantilla trata de mantenerse al margen. Así, el centrocampista Ander Iturraspe señaló ayer que el episodio del lunes es algo «normal» en el mundo del fútbol.

«Se le ha dado más bombo al asunto porque es Joseba Llorente, pero es una cosa normal. Es una situación normal. A mí, contra el Betis, me quitó en el minuto 23 y no pasa nada. No hay que darle más vueltas a lo que ha pasado», declaró el centrocampista tras el entrenamiento en Lezama.

El de Abadiño reconoció que el vestuario está tocado por la derrota en el derbi y los últimos resultados y entiende que el de Praga es «un buen partido para recuperar sensaciones».

 

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo