GARA > Idatzia > Ekonomia

La Cmara de Gasteiz insta a Lakua a convocar el CVF antes del da 15

La Diputación Permanente del Parlamento de Gasteiz instó ayer al Ejecutivo de Patxi López a que convoque antes del 15 de octubre el Consejo Vasco de Finanzas Públicas (CVF), frente a la fecha fijada para el día 23. PP, PNV y EA acusaron a Lakua de retrasar la convocatoria para evitar que se conozca en campaña electoral el recorte que sufrirán los presupuestos de 2013, que los jelkides cifraron en 1.000 millones de euros.

p028_f01.jpg

GARA | GASTEIZ

La Diputación Permanente del Parlamento de Gasteiz, órgano que sustituye al pleno cuando la Cámara está disuelta, acogió ayer el debate sobre fiscalidad a instancias del PNV, en el que, con el apoyo del PP y de EA, salió adelante una proposición no de ley en la que se insta al Ejecutivo autonómico a convocar dentro del plazo legal, antes del 15 de octubre, el Consejo Vasco de Finanzas, para que las instituciones forales y locales conozcan con qué margen cuentan para elaborar sus respectivos presupuestos.

La portavoz del Gobierno, Idoia Mendia, reiteró ayer que su Ejecutivo no se replantea la convocatoria del Consejo, por lo que mantiene la fecha del 23 de octubre, dos días después de las elecciones al Parlamento.

La previsión de la caída de la recaudación fiscal centró parte del debate de la Diputación Permanente. El representante del PNV, Ricardo Gatzagaetxebarria, indicó que las diputaciones ingresarán 791 millones menos de los que se había presupuestado, lo que supone que el Gobierno de Gasteiz contará en este capítulo con 553 millones menos para el próximo año.

Según Gatzagaetxebarria, a esta cifra se deben sumar otros 500 millones que resultan del ajuste del déficit que debe hacer el Gobierno autonómico para cumplir con el techo marcado por el Ejecutivo español.

El parlamentario del PNV defendió que, de este modo, Lakua tendrá que elaborar un presupuesto 1.000 millones inferior al de 2012 (10.449 millones), cifra que, a su juicio, conoce pero que no quiere hacer pública, por lo que se niega a convocar antes del 15 de octubre el CVF. «Es importante celebrar el CVF para analizar estas cuestiones y, en cambio, el Gobierno Vasco tiene otro criterio. La situación es preocupante», consideró.

Por su parte, el portavoz del PSE, José Antonio Pastor, incidió en que no es la primera vez que el CVF se celebra fuera de su plazo legal y respaldó que se aplace para evitar «una escenificación de un teatrillo electoral».

Planteó que, en todo caso, las diputaciones conocen sus respectivas recaudaciones y «lo que han dejado de hacer o cuál ha sido la vaca que no han ordeñado suficientemente bien».

Por su parte, Antón Damborenea (PP) consideró «peculiar» el argumento esgrimido por el PSE para retrasar la reunión y planteó que la razón del aplazamiento es «continuar con la farsa de un Gobierno que dice que no recorta y lo que hace es hacer dejación de sus funciones para no constatar que tendrá unos ingresos inferiores a los previstos».

Por su parte, Juanjo Agirrezabala (EA) acusó al Gobierno autonómico de tomar decisiones unilaterales porque «se está guardando algo», por lo que le reclamó que «ponga todos los datos encima de la mesa».

Ejercicio de «mala fe»

Al término de la reunión, la portavoz Idoia Mendia señaló que le parecía «muy prematuro» hacer ningún tipo de cálculo sobre cómo se verá afectado el presupuesto del próximo año y aseguró que este año no acometerá ningún recorte adicional en su presupuesto.

Añadió que varias diputaciones han anunciado que van a promover reformas fiscales para conseguir «ingresos adicionales», pero sin haber dado a conocer con «qué parámetros».

En este sentido, reclamó a las diputaciones que digan «qué reformas» tributarias van a acometer para que se pueda conocer con qué «techo presupuestario» se puede contar para 2013.

Por ello, consideró que hablar de una caída de disponibilidad de 1.000 millones de euros es precipitado y puede deberse a un ejercicio de «mala fe» cuando no se conocen datos reales.

Concentración en defensa de los servicios públicos

Trabajadores de diferentes administraciones públicas municipales y forales se volvieron a concentrar ayer frente a la Diputación de Araba en defensa del sector público y de unos servicios sociales de calidad.

Convocados por la iniciativa «Eustorma-Muro de contención,» los empleados públicos se concentraron tras una pancarta con el lema «Zerbitzu publikoak indartu, murrizketei Stop».

Precisamente ayer, Bildu alertó de que el Ayuntamiento tiene previsto despedir a 40 trabajadores de las oficinas de atención al ciudadano, por lo que denunció este intento de «desmantelar todo el entramado de atención pública». GARA

ayuntamientos

EA y Aralar denunciaron que el PNV y el PP «han unido sus fuerzas» para rechazar su propuesta de que los consistorios «sean miembros del Consejo Vasco de Finanzas con voz y voto».

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo