GARA > Idatzia > Kirolak> Automobilismoa

Campeonato del Mundo de rallys

Loeb suma su noveno tÝtulo

La última especial concluye en su casa y el alsaciano disfruta del homenaje.

p046_f01_096x130.jpg

GARA |

Sebastien Loeb (Citroen) consiguió la victoria en el Rally de Francia, undécima cita del Mundial, y su noveno título de campeón del mundo. Loeb, con el triunfo prácticamente decidido desde el inicio de la jornada, dedicó el día a completar los tramos sin mayores riesgos ni sobresaltos, asegurando la mecánica para poder celebrar su novena corona, todas consecutivas, junto a sus paisanos. Y es que la última especial se disputó en Haguenau, la localidad que le vio nacer.

En segundo lugar quedó el finlandés Jari-Matti Latvala (Ford), mientras que el compañero de equipo de Loeb, el también finés Mikko Hirvonen, fue tercero y Citroen logró el título de constructores. Loeb tuvo el final deseado con un título que tendrá un sabor especial porque puede ser el último que consiga, al menos en los rallys.

Ya ha anunciado que el próximo año disputará solo algunas pruebas -es seguro que estará en Montecarlo, el primero del año, y se le espera en cuatro o cinco más-, según ha revelado él mismo, y tiene su vista puesta en el Mundial de turismos a donde podría dar el salto junto con Citroen en 2014. Se cumplen así varios deseos, el primero del piloto por llegar a una disciplina internacional e importante de circuitos, y de la marca de contar con su piloto emblema con el que buscar un campeonato que le dará mayor popularidad en nuevos mercados.

«Esto es lo que hemos venido a hacer: experimentar lo mismo que en 2010, ganar el título en casa. Este año ha sido incluso más especial, ya que sin duda es el último. Todavía quedaban dos rallys en los que podía haber ganado el título, pero me siento muy feliz de haberlo hecho aquí delante de mis seguidores».

A sus 38 años, posee uno de los palmarés más ricos de la historia del automovilismo, con 75 victorias en los 162 rallys del Mundial en los que ha tomado parte. Debutó en Catalunya en 1999 y ganó su primer Mundial en 2002. Hijo de un profesor de gimnasia, su vida ha estado siempre muy unida al deporte.

Practicó la gimnasia artística desde joven, donde despuntó sumando varias victorias en campeonatos regionales, aunque no llegó a competir a nivel nacional. Su interés por la mecánica le llevó a los deportes de motor, donde en una década al volante ha terminado por batir todas las marcas.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo