GARA > Idatzia > Kirolak> Osasuna

Reconoce que fuera de casa les costarŠ ganar

Mendilibar: ęCon esfuerzo y con correr a veces no bastaĽ

El de Zaldibar lamentó la incidencia del gol, reconoció que a su equipo le había faltado «maldad» para saber jugar y se quejó de que «una defensa que está siempre corriendo para atrás, no puede ser».

p035_f01_148x157.jpg

J.VIVANCO I

José Luis Mendilibar se había mantenido sentado en el banquillo justo hasta que el Athletic marcó su primer y único gol. «Hemos salido bien diez minutos», se lamentó. A partir de ahí, y más cuando por su misma banda veía que su Osasuna era un coladero, el de Zaldibar ya no se volvió a sentar más y estuvo muy activo todo el encuentro. Luego en la sala de prensa, el técnico subrayó que en la parte final del choque su equipo logró meter «el miedo en el cuerpo al Athletic», aunque se mostró también crítico con las carencias en el juego de los suyos, a pesar del desgaste hecho.

«No puedo decir nada del esfuerzo que han hecho porque están reventados, pero nos falta saber estar en momentos determinados, el saber cuando el balón está lejos de nosotros ocupar espacios a los que puede llegar el balón y no siempre tener que estar corriendo hacia atrás. Sobre todo les he dicho que una defensa que está siempre corriendo hacia atrás, no está bien. No puede ser que no hayamos provocado ningún fuera de juego, tenemos que ser mucho más listos. Entonces, nos falta esa maldad. Con el esfuerzo y el correr a veces no basta», se lamentó y a la vez reflexionó Mendilibar, que asumió que «el Athletic ha tenido sus ocasiones» para marcar más goles, recordó también los «tres palos» que dieron sus jugadores. «Nos ha faltado la finalización buena», acertó a decir.

Los dos cambios a la media hora

En cuanto a los dos cambios que realizó a la media hora de partido, explicó que «no ha sido ningún castigo ni mucho menos» para Annan y Sisi. «No es la primera vez que lo hago ni espero que sea la última. Los he hecho porque veía que nos faltaba algo en medio campo y algo a la hora de poder llegar arriba, teníamos balón en zonas intermedias pero no terminábamos de llegar y he tomado esa decisión», explicó, contrariado porque el gol, a los 12 minutos de partido, hubiera cambiado el signo del encuentro. «No debería ser así, porque tenemos que estar preparados para ir ganando y para ir perdiendo, pero el gol ha cambiado mucho el partido. Un 1-0 tan pronto no tiene porqué cambiar las cosas, otra cosa es que te metan dos y tengas que ir con más prisas a ganar, pero el 1-0 no tiene porqué hacerte cambiar», apuntó, añadiendo que «también es verdad que el que hace el gol se crece, se envalentona, se atreve a hacer cosas, y al que lo ha encajado pues le cuesta más. Les hemos visto pasar durante los siguientes quince minutos y nos ha costado bastante emparejar el partido».

Mendilibar sí que tuvo que reconocer que «está visto que fuera de casa nos va a costar ganar. Pero vamos a seguir intentándolo. Si mejoramos cosas para no tener que correr tanto lograremos ganar», culminó como reflexión final.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo