GARA > Idatzia > Kultura

CRŪTICA: ęBypassĽ

Hasta Jacques Brel tiene cabida en una comedia

p059_f01.jpg

Mikel INSAUSTI

Tengo idea de que fue Imanol quien tradujo al euskara la canción de Jacques Brel «Ne me quitte pas». Lo que no podían imaginar ni uno ni otro, en vida, es que un texto tan triste iba a acabar dentro de una alegre comedia romántica. Lo atrevido no es que «Ez nazazu utzi» suene en medio de un divertimento, sino que sus palabras sirvan para demostrar que la vida es como un calcetín al que se le puede dar la vuelta, y que los elementos objetivos que propician un conflicto grave, convenientemente desdramatizados, pasan a transformarse en materia de enredo humorístico, haciendo que de la potencial tragedia surja su caricatura.

Explico esta paradoja existencial tan bien tratada cinematográficamente por Aitor Mazo y Patxo Telleria en su segundo largometraje, porque leí en la prensa madrileña un comentario con el cual discrepo, que venía a decir que las canciones no iban con el tono jocoso de la película. La selección sigue la pauta marcada por el tema central de la banda sonora, y, conforme a dicho deliberado juego de contrastes, los cortes con Zea Mays, Gari, Ruper Ordorika, Gose, Mikel Urdangarin o Ken Zazpi encajan a la perfección.

La evidencia está en que las lágrimas de Gorka Otxoa hacen reír, más aún cuando tiene la oportunidad de sacar a pasear al teatrero que lleva en su interior. La comicidad que atesora para representar al mentiroso patológico y la cadena de malentendidos y equívocos que tal tipo de personaje genera, contagia al resto del reparto, igual que ocurría con Cary Grant en los grandes clásicos de la screwball comedy. Claro que, si no hay un buen casting, el efecto bola de nieve no funciona de una manera tan ideal. Y todos y todas están de diez, aunque se impone la experiencia de Aitor Mazo, quien pone en escena un particular anecdotario muy bien llevado a partir de una simple broma sobre un cigarro compartido. Cada una de las aportaciones, gratamente novedosas en el caso de Sara Cózar e Itziar Atienza, confluyen en la coralidad de la enloquecida cena navideña, digna por su escritura y realización de un Francis Veber.

 

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo