GARA > Idatzia > Kirolak> Pilota

Campeonato del Cuatro y Medio

La velocidad de Asier Olaizola atropellů a Idoate

El de Goizueta, con su derecha muy fresca, se enfrentará en octavos a Pablo Berasaluze en el Bizkaia.

p048_f01_148x116.jpg

OLAIZOLA I 22

IDOATE 8

Jon ORMAZABAL

Tras un meritorio y trabajado trayecto por las previas de su empresa, que lo obligaron a afrontar tres partidos individuales en siete días, el sueño de Mikel Idoate en el Cuatro y Medio terminó en accidente ayer en Lekunberri. Toda la ilusión y el tesón acumulado en los prolegómenos quedó sepultada tras cruzarse con un Asier Olaizola que ha recuperado la frescura en su derecha de sus mejores tiempos y le pasó por encima, consiguiendo el pase para medirse en octavos de final a Pablo Berasaluze el próximo sábado en el Bizkaia de Bilbo.

El acotado arrancó ayer oficialmente en Lekunberri y no lo hizo de la mejor manera, ya que el primer partido adoleció de falta de disputa y emoción. Y es que, pese a todo lo bueno que había mostrado Idoate en las previas, y pese a haber eliminado a Asier Olaizola en los dos últimos cruces entre ambos en el Manomanista, el de Goizueta no dio ninguna opción al de la Txantrea ayer en el atípico Jaian Jai de Lekunberri.

De hecho, con 21-5 en el marcador, el de Aspe estuvo cerca de dejar la competición sin anotarse un solo tanto en juego. Una dejada al txoko tras un disputado tanto le sirvió para estrenarse y amplió su renta con un saque-remate, pero no sirvió para maquillar la inmensa inferioridad que, al menos ayer, tuvo respecto a su rival.

Sin concesiones

Porque el Idoate de ayer estuvo lejos de ese aguerrido pelotari que ha puesto en apuros a los más grandes, pero tampoco el Asier Olaizola que acudió ayer a Lekunberri se parece en nada al que hizo que su empresa prescindiera de él el año pasado.

Tras un verano en el que ha logrado brillar, pese a no contar con opciones en ninguna feria estival, el delantero de Goizueta está con su derecha suelta y, cuando le permiten jugar a bote, esa mano resulta demoledora para cualquiera. Si a esto sumamos un suelo especialmente vivo como el del Jaian Jai y una tarde aciaga en el resto de su rival, se reúnen las condiciones apropiadas para que se dé un resultado como el de ayer.

El hermano mayor de la saga de Goizueta vino con la lección muy bien aprendida y prácticamente desde el saque inicial se dedicó a soltarle a la pelota sin permitir que su rival se sintiera cómodo en ningún instante. Dos pelotas enviadas al ancho por Idoate y tres saques consecutivos le permitieron no solo abrir hueco en el marcador, sino también una brecha en la confianza de uno y de otro.

Superado y con los pies en el cinco y medio, Idoate nunca fue capaz de llevar la iniciativa en el peloteo, mientras Asier Olaizola se fue creciendo -50 pelotazos fueron suficientes para adelantarse 10-2- y se permitió varias dejadas al ancho de calidad. El esfuerzo de Idoate, innegable otra vez, solo le sirvió esta vez para exprimirse en defensa y perdió demasiado fácil una plaza que tanto le costó lograr.

Doble cita en el Beotibar tolosarra

El Beotibar tolosarra acogerá esta tarde un festival con doble ración del Cuatro y Medio en el que se enfrentarán Gonzalez y Urrutikoetxea por un lado y Saralegi y Albisu por otro.

El primer partido debió de haber dado inicio al campeonato el sábado pasado en Gasteiz, pero fue suspendido por el proceso gripal que tuvo al de Lekuine varios días en cama. Precisamente, el estado físico de Gonzalez es una de las grandes incógnitas de este partido. La gripe le ha pasado bastante factura y habrá que ver cuál es su respuesta. De momento, cuenta con los precedentes a su favor, ya que es la tercera vez que se mide a Urrutikoetxea en una lucha individual y en las dos anteriores, Larrainzar (2010) y Orduña (Manomanista 2012), la victoria cayó de su lado. Pero hoy es otro partido.

En el segundo choque de campeonato, se disputará un inédito duelo entre dos compañeros de entrenamientos como Ekaitz Saralegi y Jon Ander Albisu. En principio, la distancia favorece al delantero de Amezketa, pero el zaguero de Ataun llega pletórico del verano. J.O.

Bonito experimento

Aspe apostó por combinar a veteranos como Titín y Pascual con jóvenes promesas como Jaunarena y Galarza y el resultado fue un entretenido partido en el que el de Tricio y el de Baraibar se impusieron por la mínima.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo