GARA > Idatzia > Kirolak > Pilota

PALA Campeonato de Euskadi

Una final con experiencias diferentes para los dos dos

Gaubeka-Ibargarai y Fusto-Garma se miden con el objetivo de alcanzar la txapela.

Imanol CARRILLO | DONOSTIA

La pala ofrece esta tarde en el Deportivo de Bilbo (16.45) una de las finales más atractivas que puede ofrecer este deporte con el enfrentamiento entre las parejas Gaubeka-Ibargarai y Fusto-Garma, correspondiente al Campeonato de Euskadi.

Gaubeka y Fusto -rivales en el día de hoy- afirman que las dos parejas llegan en un buen estado de forma y de juego. El delantero argentino no se fía de la solidez que han mostrado tanto él como Garma durante la liguilla, ya que «eso no quiere decir nada», recalcó en la víspera de la final. Asimismo, afirmó que «no creo que haya favoritos por ninguno de los dos lados».

Haciendo un balance del campeonato, las dos parejas han vivido una experiencia totalmente diferente. Mientras que Fusto y Garma han comandado la liguilla de principio a fin, demostrando una regularidad asombrosa, Gaubeka ha tenido que hacer frente a la lesión de su primer compañero, Ayerbe, intentando compenetrarse con otro zaguero, Ibargarai.

Así resume la experiencia de cambio de pareja el delantero de Armintza: «Al principio, quieras que no, te cuesta un poco cambiar el chip de jugar con uno y jugar con otro, ya que son bastante distintos entre ellos. Te trastoca un poco el factor sicológico. Así, el primer partido perdimos».

No obstante, «teníamos el colchoncillo de esas dos victorias y después ya empezamos a jugar bien los dos juntos y nos metimos en la semifinal, y ahí hicimos un buen partido tanto él como yo. Ahora creo que llegamos bastante compenetrados y muy bien de juego los dos», subrayó Gaubeka.

En cuanto a la estrategia, los dos delanteros comparten opinión al declarar que la clave puede estar en evitarse a sí mismos y cargar al zaguero rival, arrimando la pelota a la pared.

Dedicatorias especiales

Una vez logrado el triunfo en un partido de final, siempre suele haber momentos para las dedicatorias especiales. En el caso de Gaubeka, «en un primer momento pienso en Ayerbe, ya que comencé el campeonato con él y los dos teníamos muchas ganas de jugar juntos. También dedicaré el triunfo si gano a la familia, a la novia y a todos los amigos de Armintza que me sigan».

Fusto, en cambio, recibirá la agradable visita de su padre que, aunque no llegue a tiempo para ver la final -ya que viene desde Buenos Aires-, podrá dedicarle la victoria a él y a toda su familia, su novia y a «la gente que verdaderamente quiere que gane y que siempre está apoyándome», recalcó el delantero.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo