GARA > Idatzia > Mundua

ęArgelia no ha cumplido su parte del trato con nosotrosĽ

p020_f01-199x140.jpg

HOCINE AZEM
Presidente de la asociación de los derechos humanos en la Kabila

Hocine Azem, es el presidente de la asociación de derechos humanos en la Kabila, así como el vicepresidente del Congreso Mundial Amazigh (CMA). En una entrevista concedida al diario GARA Azem aclara la situación actual de los derechos en la región argelide de la Kabila

Andoni LUBAKI |

Usted es el presidente de la asociación de derechos humanos en la Kabilia. ¿Qué situación ha padecido la Kabilia hasta el día de hoy en referencia a los derechos humanos?

En todo el Estado argelino se han cometido y se cometen violaciones de los derechos humanos pero particularmente en la Kabilia. Podríamos decir que todos los días se violan los derechos fundamentales del hombre en esta región amazigh desde hace ya algún tiempo. Se cometen por los dos lados, por la parte de los islamistas y por parte del Estado argelino. Ya en 1963 el expresidente Ben Bella cometió acciones que supusieron las primeras violaciones de los derechos humanos después de la independencia. En esa época en la que gobernó Ben Bella fueron asesinadas 482 personas en la Kabilia. Desde 1965 hay una política de partido único, con lo cual el cumplimiento de los derechos humanos deja mucho que desear. Cantantes, activistas e incluso personas que hablan bereber han sido expuestas a estas violaciones de sus derechos. Hay libros sobre la Kabilia que han sido prohibidos como es el caso de «Poemario antiguo Kabilio».

Todo esto ha forzado que haya un movimiento popular muy fuerte en contra del partido único y que se pida un Estado democrático verdadero.

¿Cuáles han sido las últimas violaciones a los derechos humanos que se han cometido en la Kabilia?

Sigue habiendo secuestros como antaño. Nuestra organización ha contado 65 secuestrados en los últimos dos años sólo en la región de Tizzi Ouzou. Estos suelen ser cometidos por grupos armados que actúan en la zona. El Estado argelino no hace nada para remediar este gravísimo problema, y eso que estamos completamente militarizados. Las Fuerzas Armadas se dedican más a amedrentar a la población universitaria que a perseguir los secuestros y a la captura de los grupos armados que actúan en la zona. Hemos contado que cada cuatro kilómetros (como mucho cinco kilómetros) hay un puesto de control de la Policía argelina. Sin embargo, la seguridad que supuestamente debería haber con estos controles, brilla por su ausencia.

Podríamos decir tranquilamente que los que violan continuamente los derechos humanos en la Kabilia son los grupos armados islamistas y el poder árabe argelino.

¿Qué pasa con esos 65 secuestrados en la zona de Tizzi Ouzzou?

Son liberados por la población, por sus familiares y conciudadanos. La Armada o la Policía no hace nada en estos casos, aunque no sabemos si las familias negocian con los captores alguna cuantía económica. Pero en definitiva, la Policía no hace absolutamente nada en estos casos y hay que movilizar a la gente. Todo esto es un mensaje político claro para nosotros, los kabilios. Quieren hacer ver a la población argelina que la seguridad en la zona no es buena, desean parar los negocios en la Kabilia con el pretexto de la inseguridad. Es decir, ahogarnos económicamente para dejar a la Kabilia en la miseria. Así después el poder árabe recuperaría el beneplácito de las masas señalándonos como malos gestores, antidemócratas, malhechores, etc.

¿Cómo suceden estos secuestros?

La mayoría suceden en los alrededores de Tizzi Ouzzou, me refiero a la provincia de Tizzi Ouzzou no a la ciudad con el mismo nombre. Al salir de dicha región, se encuentran con un control de carretera de algún grupo armado que pulula por la zona. Ningún grupo policial o militar se encuentra cerca esa noche. Es más, cuando algún familiar va a denunciar el secuestro, normalmente se encuentra con las puertas cerradas y la indiferencia de la policía.

¿Se dan casos de tortura en la zona?

En las comisarías de la Policía se dan casos de tortura. La última fue en el año 2012 en la comisaría central de la Policía de Tizzi Ouzzou, la cual fue publicada por los medios locales y nacionales. También se golpea a la gente en la vía pública, como por ejemplo en las manifestaciones. Hay mucha gente que termina herida por estás torturas. Así mismo hemos constatado que las torturas van en aumento en número y en gravedad.

Teniendo en cuenta eso que dice ¿cuántas personas fueron heridas o torturadas por las Fuerzas de Seguridad del Estado argelino en el año 2011?

Es difícil saberlo, ya que hay gente que no se atreve a denunciarlo. En otros casos la manipulación del Estado impide ver qué ocurrió exactamente. Por eso no sabemos cuántas personas fueron torturadas en el año 2011, pero por darte un número orientativo en el año 2001 registramos 27 casos de tortura solo en la región de Tizzi Ouzzou. A la hora de torturarlos no hacen distinción alguna entre mujeres, ancianos y niños. Pero vuelvo a insistir que es una cifra muy difícil de saber con exactitud.

¿Han denunciado estos hechos ante las Naciones Unidas o ante los organismos internacionales de derechos humanos?

Si, por supuesto. Hemos enviado un informe condenando lo que el Estado argelino hace en nuestra región a las Naciones Unidas. Incluíamos lo que firmó el Estado argelino en su época para garantizar el cumplimiento de los derechos humanos en la nación pero no lo ha respetado. Tenemos una reunión en breve con las Naciones Unidas para exponerles nuestras quejas a este respecto, queremos decirles que Argelia no ha cumplido su parte en el pacto de la declaración de los derechos humanos, ni de su fundación como Estado. Pero en este encuentro no sólo trataremos de nuestra región. Queremos hacerles llegar la situación que viven los amazighs, por ejemplo en Libia, teniendo en cuenta el nuevo panorama de ese país después del conflicto. También hablaremos de la situación en Marruecos y Mali.

¿Qué quereis decir con «no ha cumplido su parte en el pacto de la fundación del estado»?

Muy sencillo. En la declaración de la independencia de Argelia su fundación se baso en el respeto a los derechos fundamentales del hombre, la mujer y los niños. Se dijo que se respetaría a la población bereber, sin embargo, los niños están siendo arabizados todos los días en las escuelas del Estado. Por ejemplo, no se les enseña la lengua tamazigh. También decía en su carta fundacional que daba libertad de religión, podrías ser cristiano, musulmán o incluso ateo. Sin embargo 18 cristianos fueron llevados ante un tribunal entre 2009 y 2011. Fueron condenados por comer en época de Ramadán.

La mujer no tiene derecho de pedir el divorcio, es el hombre quien ostenta ese poder de decidir sobre el futuro del matrimonio. También se le da el derecho al hombre de «poseer» (y digo poseer porque así lo dicta la ley) cuatro mujeres, incitando así desde el Estado hacia la poligamia. En la Kabilia no queremos aplicar estos derechos, no hay ningún hombre que tenga a dos esposas, es impensable.

Por todo esto y más, el Estado argelino viola los derechos humanos continuamente y de manera general.

¿En lo referente a vuestro idioma, como está la situación?

En lo que respecta a nuestro idioma, el tamazigh, la constitución nos da derecho de hablarlo, sin embargo ante un juez o cualquier tipo de autoridad, estamos obligados a utilizar la lengua árabe. Podemos ser sancionados severamente si nos negamos a hacerlo y queremos hacerlo en nuestra lengua.

Encima si queremos levantar la voz contra estos hechos públicamente, el Estado argelino trata de impedirlo. Prohíbe las ruedas de prensa, como pasó en el año 2011 tras el Congreso Mundial Amazigh (CMA), cuando quisimos denunciarlo ante la opinión internacional con periodistas de todas partes del mundo. Pese a la prohibición intentamos realizar dicha rueda de prensa pero fuimos detenidos y pasamos en los calabozos de la comisaria de Tizzi Ouzzou más de 12 horas -desde las 10 de la mañana hasta las 10 de la noche. Llevamos un informe a las Naciones Unidas pero desgraciadamente no lo tuvieron en cuenta.

hocine azem
presidente de la asociación de los derechos humanos en la kabila

Hocine Azem, es el presidente de la asociación de los derechos humanos en la Kabilia, así como el vicepresidente del Congreso Mundial Amazigh (CMA). En una entrevista concedida al diario GARA Azem aclara la situación actual de los derechos humanos en la región argelina de la Kabilia.

DDHH

«Podríamos decir tranquilamente que los que violan continuamente los derechos humanos en la Kabilia son los grupos armados islamistas y el poder árabe argelino»

secuestros

«Hemos contado 65 secuestros en los últimos dos años. Quieren hacer ver a la población argelina que la seguridad en la zona no es buena para ahogarnos económicamente»

tortura

«Aunque es una cifra muy dificil de saber, hemos constatado que las torturas van en aumento en número y gravedad»

ONU

«Hemos enviado un informe condenando lo que el Estado argelino hace en nuestra región y tenemos una reunión en breve»

La Kabilia o la arabización de los bereberes

La Kabilia argelina se encuentra a unos 40 kilómetros al oeste de la capital Argel. Es una zona montañosa, con la capital en Tizzi Ouzzou, poblada por los amazighs, también llamados bereberes. Estos son los antiguos pobladores del norte africano -y parte del Sahel- antes de las invasiones árabes que vinieron del este a comienzos del siglo XIX. Con un idioma propio y una cultura que no tiene nada que ver con los árabes, claman la autonomía dentro del Estado argelino. Están representados por el partido político MAK (Movimiento por la Autonomía de la Kabilia). Este rechaza participar en las elecciones argelinas ya que el Gobierno de Argelia no reconoce a la Kabilia.

Argel intenta islamizar y arabizar a la Kabilia desde que consiguió la independencia de los franceses en 1962. Islamizan construyendo mezquitas y escuelas coránicas en la región y enseñando en los colegios públicos la religión musulmana. Arabizan a los niños y niñas bereberes enseñándoles en las aulas solo el árabe y negando incluso la existencia de un idioma bereber en la región.

Todo aquel que habite en la Kabilia debe respetar e incluso en muchos casos están obligados a ejercer el islam. Por ejemplo en la época de Ramadán no se puede comer en público durante las horas en que el sol brille en el cielo, aunque no seas musulmán. Varios kabilios han sido juzgados y condenados por estos hechos.

La mayoría de los amazigh de la región de la Kabilia se declara laica, aunque hay cristianos y musulmanes en la región son pocos los bereberes que siguen algún credo religioso. Es por eso que el Estado argelino junto con los islamistas (salafistas) que habitan la zona, atacan continuamente a la población civil. Varios grupos armados salafistas masacraron a pueblos enteros de «infieles» en la guerra civil (1991-2001) que azotó la región. Aún hoy grupos salafistas extremistas siguen armados y atacan a la población local y secuestran a miembros de la comunidad.

Andoni LUBAKI

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo