GARA > Idatzia > Kirolak> Athletic

Los leones buscan el punto de inflexin que fue Anoeta hace un ao

Mucho ms que tres puntos

Llorente comenzará en el banquillo y saldrán los mismos que ante el Hapoel, con la duda de Amorebieta, en cuyo lugar entraría Ekiza.

p038_f01_097x152.jpg

ATHLETIC-MÁLAGA

Joseba VIVANCO

El de esta tarde en San Mamés, ante -con permiso del Atlético- el equipo no solo más en forma sino que mejor sabe a lo que juega en este arranque liguero, es un partido con mucho más que tres puntos en juego. El propio Andoni Iraola se refería el viernes a ello. Si la temporada pasada, un Athletic dubitativo en los resultados que no en las formas tenía su punto de inflexión en Anoeta, esta campaña, un Athletic dubitativo en resultados y en las formas tiene ante sí la oportunidad de, frente al Málaga, tomar las riendas de su destino como hizo con aquel 1-2 ante los donostiarras.

Cuando uno hace una premonición, suele ocurrir que ¡zas!, la realidad le sacude en plena cara. Pero uno no se equivoca si afirma, con objetividad, que no habrá ningún aficionado rojiblanco que no peque de pesimista por lo que pueda pasar hoy en La Catedral. El Málaga de otro sabio de los banquillos como Manuel Pellegrini llega no solo segundo en la tabla, sino con la tarjeta de visita de un equipo que pese a las importantes bajas, juega bien al fútbol, le gusta tener la pelota, no deja que el rival la posea y mantiene un buen equilibrio entre el ataque y la defensa. Hombres como Isco están en racha; el Conejo Saviola «es sinónimo de gol», dijo Bielsa; Joaquín sigue con sus gambetas; vuelve el ancla Toulalan... Y no olvidemos que se enfrentan el equipo más goleado de Primera contra el que menos tantos ha recibido, solo dos. Y vienen de hacerle tres goles como tres soles al campeón ruso en Champions. Uno de los pocos consuelos es que el Athletic es el tercer equipo más anotador de la Liga, incluso tras lo visto el pasado jueves.

Mejorar en la primera mitad

Los leones entrenaron por la tarde, en San Mamés -Marcelo Bielsa primero dijo que no sabía de quién fue la decisión, luego sonriendo dijo que fue suya pero que no sabía porqué la tomó y finalmente aclaró que lo hizo para no coincidir con el partido del Bilbao Athletic en Lezama- y a puerta cerrada. El técnico argentino, fiel a su estilo, avanzó el once que se medirá a los andaluces: el mismo que salió de partida ante el Hapoel, con la duda de Amorebieta, que de no poder saltar de inicio por algunas molestias que arrastra del jueves, su puesto sería ocupado por un Ekiza -y no San José- al que buena parte de la afición reclama en el eje de la zaga.

Llorente seguirá en el banquillo, Xabi Castillo tendrá una nueva oportunidad para reivindicarse defendiendo y poniendo mejor sus centros al área, Muniain gozará de otra ocasión para afinar su cuestionada puesta a punto, seguro que Aduriz seguirá con hambre de gol...

El entrenador de Rosario reconoce que a Bilbo llega un equipo con un «fútbol de nivel» ante un Athletic que viene de sumar dos empates «que no esperábamos», y de ahí que, un poco en consonancia con la importancia acuñada por Andoni Iraola a este choque, Bielsa crea que están ante «una excelente oportunidad de reivindicarnos de puntos que deberíamos haber ganado».

Lo que es evidente es que el reto de hoy es mayúsculo, por mucho que el Málaga, en su historial de visitas a La Catedral solo haya sumado dos victorias. Más de uno firmaría sufrir de inicio como la temporada pasada y de un plumazo marcar tres goles y dejar sentenciado el partido. Lo que sí será necesario es cambiar el chip de las primeras partes, porque ya son seis de nueve partidos oficiales en los que los leones se ven obligados a remontar el marcador y en esos partidos, 16 de sus 22 goles marcados lo han sido en la segunda mitad. Reflexión.

marcelo bielsa glosó la figura del «chopo»

Bielsa mostró su «admiración en todos los sentidos» hacia un Iribar del que dijo «es un ser humano extraordinario, un arquero inigualable y un emblema institucional impecable. Demasiado para una misma persona».

«Como Iribar no hay ninguno»

Admirado por todos, athleticzales o no, por generaciones enteras incluso sin haberle visto bajo el arco más pesado de San Mamés, el que separa el ¡gol! del ¡uy!, él fue a su vez admirador del gran portero inglés Gordon Banks, como también del ciclista Marino Lejarreta, del pelotari Julián Retegi y hoy de Aimar Olaizola. Esta tarde, en los prolegómenos del choque liguero, la familia rojiblanca le tributará un homenaje en el cincuenta aniversario de su debut con el Athletic, precisamente ante el Málaga, aunque en La Rosaleda. Era el 23 de setiembre de 1962. El luego bautizado como Chopo se haría con la titularidad la campaña siguiente, en octubre ante el Valencia, y así hasta el 12 de diciembre de 1979, cuando juega su último partido, ante el Getxo, en Copa, y recibe un gol, el último, de Iñaki Lekerika.

En el Basconia rezaba de rodillas sobre la cama todas las noches; si no es por Piru Gainza quizá no hubiera defendido la portería de La Catedral; su primera bronca en el vestuario de San Mamés se la echó Eneko Arieta, al que le había `quitado' la percha que sus nuevos compañeros le indicaron estaba libre; enfermo de fiebres tifoideas se organizó una romería de fieles para pedir por él a la Amatxu de Begoña; en su estreno en San Mamés ante el Madrid, el húngaro Puskas le dedicó un «sí, sí, claro que sí, hijoputa», con el que luego le saludaría siempre, ya siendo amigos; cuando ya tenía 30 años el gran Santiago Bernabéu vino a por él para llevárselo a Chamartín, pero no dio permiso al club para negociar: «Yo quiero quedarme en el Athletic siempre que el Athletic desee que yo continúe aquí», le espetó a la directiva; tras portar la ikurriña junto a Kortabarria, la selección española no le volvió a convocar; fue candidato por Bizkaia de Herri Batasuna y su primer mitin como orador lo dio en el frontón de Cuatro Caminos de Urduliz un 23 de febrero de 1980; la recaudación del partido en su homenaje la destinó a la realización de un diccionario vasco de deporte....

En mayo de 1980, el gran Iribar se marchó casi de puntillas, con una escueta nota del club bajo el brazo, sin que le dejaran despedirse de La Catedral. «El Athletic no es solo el club de Neguri», escribiría el periodista Julián García Candau, en referencia a la factura que la Directiva pasó a los ideales políticos de Iribar. Viejo, grande y bueno, como el roble, así le describió el propio Candau esos días. Hoy, 50 años después de su debut y a 32 años de su agur, volviendo a escoger las palabras entonces del mismo periodista, San Mamés entera le tributará un merecido «como Iribar no hay ninguno».

J.V.

Pellegrini cree que el Athletic sigue siendo igual de peligroso

El entrenador del Málaga, el chileno Manuel Pellegrini, afirmó ayer sobre su rival que «el Athletic de Bilbao está tan peligroso este año como el anterior». A su juicio, «el Athletic tuvo el año pasado quizás un comienzo un tanto

conflictivo pero después se afirmó plenamente. Marcelo Bielsa es un

técnico que tiene una manera de jugar al fútbol, de exigirle a su

equipo», apuntó. Pellegrini sabe que tiene una oportunidad de pescar en río revuelto y seguir sumando puntos. «Venimos con la mentalidad de sumar puntos ante un rival y un campo difícil», planteó el chileno.

GARA

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo