GARA > Idatzia > Kultura

La familia y uno mŠs

ęDans la maisonĽ

p055_f02_148x84.jpg

Mikel INSAUSTI

El cine francófono vive un momento extraordinario en lo que a adaptaciones teatrales se refiere, y François Ozon no es ajeno al caudal escénico al que se le está sacando tanto provecho. Hace un par de años recuperaba su vena más grotesca gracias a «Potiche», basada en una pieza de Pierre Barillet y Jean-Pierre Grédy. Ahora la obra en la que se ha fijado es «El chico de la última fila», escrita por el madrileño Juan Mayorga, y de la que ha hecho una muy libre traducción al francés, con todo el poso de la literatura de Flauvert y compañía.

«Dans la maison» maneja varios asuntos a la vez, pero el que está tratado con un sello más distintivo es el de la relación entre profesor y alumno, explorada desde todos sus ángulos, sin excluir una atracción que pueda ir más allá del simple intercambio de conocimientos y del simulacro paternofilial. Fabrice Luchini brinda un recital interpretativo de los suyos, contando con un buena réplica por parte del menor Ernst Umhauer. No deja de ser un duelo personal entre el adulto resignado y escéptico y el chico precoz que aprende demasiado rápido y es capaz de dar lecciones a los demás.

En cuanto a la observación del grupo familiar, existe una confesa influencia de «Teorema», de Pasolini, sin mencionar que también se toman elementos de «Familia», de Fernando León de Aranoa, o de «Kynodontas», de Giorgos Lanthimos. Otra vertiente temática es la del proceso creativo, y por derivación se entra de lleno en el imposible equilibrio entre ficción y realidad. Los recursos surrealistas a lo Woody Allen, con la presencia imaginaria del protagonista en secuencias en las que no se encuentra físicamente, inclina la película del lado puramente ficcional. Hasta ahí todo funciona muy bien, pero a Ozon le pueden las ganas de querer sorprender, y no se conforma con colarse en las vidas ajenas de curso corriente a través de un ejercicio meramente voyeurista, sino que juega a interferir en ellas a través de su entrometido estudiante, haciéndolas más extraordinarias, a la vez que inverosímiles. Demasiados giros, algunos un tanto forzados.

Sección Oficial

Dirección y guión: François Ozon, sobre la obra teatral de Juan Mayorga «El chico de la última fila».

Producción: Eric Altmayer y Nicolas Altmayer.

Intérpretes: Fabrice Luchini, Kristin Scott Thomas, Emmanuelle Seigner, Ernst Umhauer, Jean-François Balmer, Yolande Moreau, Denis Ménochet, Bastien Ughetto, Catherine Davenier.

Fotografía: Jérôme Almeras.

Música: Philippe Rombi.

Montaje: Laure Gardette.

País: Estado francés, 2012.

Duración: 105 minutos.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo