GARA > Idatzia > Mundua

Las FARC prometen pragmatismo y seriedad para alcanzar ęcomo seaĽ la paz

El Secretariado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ha subrayado su voluntad de abordar de manera «seria, sensata y pragmática» las negociaciones de paz con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y ha manifestado su voluntad de alcanzar «como sea» una «salida dialogada» que ponga fin a más de cincuenta años de conflicto. Santos volvió a insistir en que las operaciones militares no cesarán hasta que se selle el acuerdo definitivo.

p014_f01_199x124.jpg

GARA | BOGOTÁ

Los máximos jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han señalado en un comunicado que abordarán el proceso de paz con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos «serios», que sus propuestas serán «sensatas» y que procurarán ser «pragmáticos» en las discusiones.

«De lo que se trata es de ser serios, de proponer cosas sensatas, de ser pragmáticos y aspirar tan solo a lo que la oligarquía está dispuesta a conceder», según el Secretariado de la organización guerrillera.

Así lo indicaron las FARC en un escrito difundido el sábado en su página web con motivo del segundo aniversario de la muerte, en un bombardeo, de su jefe militar, Víctor Julio Suárez Rojas, alias «Jorge Briceño Suárez» o más conocido como «Mono Jojoy».

La máxima jerarquía de las FARC indica que en esos diálogos, muchos de los puntos a discutir «están decretados desde mucho antes» y entre estos citan el Plan Nacional de Desarrollo, la ley de víctimas y restitución de tierras, el marco legal para la paz y el proyecto de ley de desarrollo rural.

«Es a esos personajes y argumentos que vamos a enfrentarnos abiertamente en la nueva Mesa de Conversaciones», sostiene los jefes guerrilleros.

Subrayan que, como decía Briceño, «las FARC son muy serias en sus planteamientos sobre el proceso de conversaciones para buscar una salida civilizada distinta a los tiros»; por eso puntualizan que «estamos dispuestos a hacer lo que sea para buscar salidas dialogadas».

El Secretariado de las FARC afirma que «nuestra inquebrantable unidad interna, nuestra elevada moral revolucionaria y el incesante apoyo popular nos garantizan que saldremos victoriosos de esta nueva prueba» y confía en el pueblo colombiano que «sabemos bien que no va a quedarse callado, que siente llegada su oportunidad para reclamar y exigir, y que se movilizará masivamente por los cambios».

Cuba, Noruega y Venezuela

El Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC iniciarán las negociaciones con Cuba y Noruega como garantes y Chile y Venezuela como países acompañantes.

Tras la apertura de las conversaciones en Oslo, que se iniciarán el próximo 8 de octubre, los dos equipos negociadores se trasladarán a La Habana para proseguir el proceso.

Las FARC y el Gobierno colombiano suscribieron el llamado «Acuerdo general para la terminación del conflicto», el pasado 26 de agosto en La Habana tras seis meses de «conversaciones exploratorias».

Prudencia y responsabilidad

Juan Manuel Santos aseguró el sábado que «nadie impedirá» a los medios de comunicación ejercer su labor, porque su Gobierno defiende la libertad de prensa y el derecho a la información, pero solicitó prudencia y responsabilidad en la cobertura del proceso de paz.

«Hay ciertos casos, ciertas circunstancias, donde cierta discreción y cierta prudencia por parte de los medios de comunicación, por parte de los periodistas, es necesario y es responsable», dijo Santos en Maicao, en el norte del país.

El presidente reiteró que los colombianos se mantendrán prudentemente informados sobre los diálogos de paz. «Se mantendrán informados, no en detalle, porque entenderán que en estos procesos hay cosas que es mejor mantener en la mesa de negociación sin que salgan a la luz pública hasta tanto no se lleguen a algunos acuerdos», concluyó.

Operaciones militares

Santos insistió, además, en que no cesarán las operaciones militares contra las FARC hasta que no se haya sellado un acuerdo de paz definitivo con la guerrilla colombiana, lo que no implica, matizó, que no disponga «toda su determinación» para poner fin al conflicto.

«Cuando digamos que finalizó para siempre el conflicto, ahí paran las operaciones militares», arguyó el mandatario, que agregó que «mientras tanto, la orden a nuestros policías y soldados es mantener su trabajo».

El presidente de Colombia ha indicado que «terminar el conflicto es una condición necesarísima para lograr la paz», aunque «no es suficiente» y ha de venir reforzada, dijo, con políticas que apuntalen la justicia social, según recogió el diario colombiano «El Tiempo».

«Madres de soacha»

Las conocidas como «Madres de Soacha», localidad vecina a Bogotá, recordaron ayer la muerte de 19 jóvenes a manos de militares hace cuatro años, lo que dio comienzo en Colombia a las investigaciones por los llamados «falsos positivos». Recordaron que hay más de 3.500 ejecuciones extrajudiciales de las Fuerzas Armadas presentadas como bajas guerrilleras y exigieron justicia.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo