GARA > Idatzia > Kirolak> Mendia

CAARRERAS POR MONTA—AS Gran actuaciůn

Verano redondo para Iker Karrera con tres grandes retos

Tras el triunfo en Lavaredo, el corredor de montaña se hace con la Ruta de los Glaciares en 21 horas y 20 minutos. Mientras, en la carrera por etapas Transalpine Run, ganaba la prueba junto a Philipp Reiter.

p049_f01_199x128.jpg

Andoni ARABAOLAZA

«La temporada está siendo redonda por los resultados y sobre todo por las sensaciones que estoy encontrando en las carreras y retos personales; por cómo me estoy viendo. Creo que mejorar esta temporada va a ser muy díficil». Estas son las conclusiones a las que ha llegado el corredor de montaña Iker Karrera a falta de su último objetivo de la temporada.

Y no le falta razón. Los datos son más que objetivos: ha triunfado en cinco carreras de ultra trail y se ha hecho con un gran reto personal en los Alpes.

Sí, el corredor de ultra trailes de Amezketa no tiene queja alguna con los resultados, y claro ejemplo de ello son los firmados durante este verano. Empezaba ganando la carrera de Lavaredo de la que ya hemos informado. Más tarde, el pasado 25 de julio, se hacía con la Ruta de los Glaciares en 21 horas y 20 minutos. Y hace escasas fechas ganaba junto a Philipp Reiter la Transalpine Run.

A destacar, fuera de las competiciones, el reto personal cosechado a finales de julio. Nos referimos a la Ruta de los Glaciares, un recorrido clásico de esquí de travesía, pero, en este caso, llevado a cabo andando y corriendo. Cumplió con su objetivo de realizar la travesía en menos de 24 horas. Unió Chamonix y Zermatt en menos de 22 horas, tras recorrer 115 kilómetros y 12 glaciares, y superar 15.400 metros de desnivel.

«Fue muy duro, de lo más duro que he hecho -recuerda-. No me sentaron bien las comidas, y eso lo dificultó todo. Los glaciares estaban mucho mejor de lo que pensaba. Lo que más duro se me hizo fue la subida al refugio Bertol; fue eterno», ha señalado Iker Karrera.

Triunfo en los Alpes

Tras este reto personal, el corredor vasco volvía a sus «asignaturas» competitivas. En su hoja de ruta de la temporada figuraba a finales del pasado mes una cita muy importante: la ultra trail del Mont Blanc. Quería mejorar el segundo puesto del año pasado, pero, tras la modificación del recorrido por las condiciones meteorológicas, Karrera, nada motivado con la propuesta realizada por la organización, decidió no participar.

Eso sí, le surgió la posibilidad de tomar parte en la Transalpine Run y acertó con la decisión. Junto a Philipp Reiter ganó esta carrera de ocho etapas que se lleva a cabo en los Alpes, y considerada una de las más prestigiosas. Un triunfo arrollador, y es que esta pareja ganó siete de las ocho etapas disputadas. Un maratón diario, 320 kilómetros, 15.000 metros de desnivel acumulado, y todo ello en 31 horas y 53 minutos. Al segundo equipo clasificado Reiter y Karrera le sacaron más de 100 minutos.

El guipuzcoano se mostraba muy satisfecho con su actuación: «Las sensaciones fueron muy buenas. Venir a esta carrera sin tenerlo planificado y ganar de esta forma es para estar contento -resumía-. La carrera fue buena y no me surgió ningún tipo de problemas».

perfecto

Iker Karrera ha firmado este verano una gran actuación ganando la Lavaredo y la Transalpine Run y recorriendo en menos de 24 horas la Ruta de los Glaciares

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo