GARA > Idatzia > Kirolak> Real Sociedad

REAL El Zaragoza nunca inquiet a Bravo

Vela confirma que la continuidad es el mejor refuerzo

El mexicano lanzó de manera magistral el corner que permitió a Iñigo Martínez abrir el marcador y provocó y materializó el penalti definitivo. Cinco minutos de claridad salvaron una noche oscura.

p030_f01_148x231.jpg

REAL SOCIEDAD 2
REAL ZARAGOZA 0

Joseba ITURRIA

La calidad de Carlos Vela e Iñigo bastó para resolver un mal partido en el que la Real acusó las bajas de cuatro jugadores importantes de medio campo para adelante y la baja forma de los dos medios centros más ofensivos. Su primer tiempo fue muy malo, pero le bastó con cinco minutos de claridad en el inicio del segundo y con una buena respuesta defensiva para superar a un pobre Zaragoza.

La mayor virtud de la Real está en que ha conseguido reunir a jugadores de una gran calidad individual que al final son los que desequilibran los partidos. Y además lo consiguen sin estar cerca de su mejor nivel porque Carlos Vela necesita tiempo para ser el jugador de la segunda vuelta de la pasada temporada e Iñigo Martínez disputaba sus primeros minutos en Liga.

Pero los grandes jugadores aparecen siempre con pequeños detalles como en el golpeo de Vela en el corner, en el salto, la decisión y el acierto de Iñigo Martínez y en la habilidad del mexicano para provocar el penalti con inteligencia y materializarlo con tranquilidad.

Solo faltó que otro gran jugador, el que más en forma está de todos los que tiene la Real, Antoine Griezmann, marcara el tercero en las postrimerías del encuentro, pero tampoco un 3-0 hubiera reflejado lo que fue un partido en el que el Zaragoza fue peor. El encuentro dejó en evidencia la tendencia general de considerar refuerzos a los fichajes. La Real demuestra que es más importante mantener a los buenos jugadores que cambiar cada año media plantilla como acostumbran los maños.

Jiménez presentó en su alineación a solo dos jugadores que fueron titulares en Anoeta seis meses antes, Abraham y Edu Oriol, mientras que Montanier repitió nueve titulares del once de ese día. Solo faltaban el retirado Aranburu y el lesionado Xabi Prieto. Mientras la Real ha destinado casi todos sus recursos a mantener al jugador que decidió el partido de ayer, el Zaragoza cambia cada año más de media plantilla y así todos los años comienza mal y tiene que depender de la habilidad del señor que pone el dinero para que se salve de manera sospechosa.

 

Mal primer tiempo

Y eso que el Zaragoza se encontró con una Real que jugó mal, sobre todo el primer tiempo. Con tantas bajas y tan pocos recursos en el banquillo, parecía clave encarrilar el partido sin esperar a la segunda mitad, pero la Real estuvo de horror en la media hora inicial y la ligera mejoría en los quince minutos siguientes solo permitió disponer de una opción de Griezmann, que disparó con dureza a donde estaba situado Roberto.

Manolo Jiménez consiguió con la entrada de Stefan dotar a su trío de medios centros de más capacidad de control del balón y del partido. Markel solo aporta en tareas defensivas, Illarramendi estuvo especialmente impreciso en el pase y Zurutuza es un jugador que necesita estar bien para jugar con una alta intensidad y hará falta tiempo para ver su mejor versión. Además los tres delanteros abusaban a la hora de buscar continuamente posiciones interiores, sin ofrecer buenas opciones a sus compañeros y en la acumulación de jugadores por el centro los pivotes realistas tenían muchos problemas para encontrar buenas líneas de pase.

Solo De la Bella y Griezmann han empezado a un buen nivel la temporada y fueron los dos jugadores que despertaron a la Real de su letargo. El catalán puso en apuros a Roberto con un centro envenenado y luego dio el servicio a Griezmann en una contra iniciada en una falta botada con rapidez por Zurutuza.

Esas dos jugadas fueron todo lo que hizo la Real en el primer tiempo y, sin embargo, el balance ofensivo fue incluso superior al del Zaragoza, que únicamente inquietó en un remate de Helder Postiga que Claudio Bravo despejó a saque de esquina.

 

Un buen cuarto de hora

Lo mejor del partido realista fue el primer cuarto de hora del segundo tiempo y no solo por los dos goles. Hubo un cambio de actitud, el equipo salió con otra chispa y en nueve minutos provocó dos saques de esquina que permitieron, en la segunda opción, a Carlos Vela y a Iñigo Martínez abrir el marcador.

Enseguida el mexicano echó la caña en el área zaragocista y consiguió que Paredes picara en el anzuelo y cometiera un penalti que supuso la sentencia del encuentro. Manolo Jiménez intentó reaccionar con la entrada inmediata de Apoño y Aranda, pero el Zaragoza no dio señales de vida en toda la segunda parte y permitió a la Real conseguir la victoria con tranquilidad.

Junto con los dos goles y el juego de los primeros quince minutos y dos contras finales de Griezmann, lo mejor fue que la Real despidió el partido sin conceder ocasiones de gol. La defensa agradeció la entrada de Iñigo Martínez, que jugó bien e hizo jugar mejor a Mikel González. Las mayores dudas que ofrece el equipo son en el apartado defensivo, que es el el que menos se ha visto afectado por las bajas -porque la ausencia de Elustondo se nota más en ataque- y la defensa titular ofreció una buena resistencia.

Y lo más importante es que con los problemas físicos que ha tenido el equipo ha ganado los dos partidos de casa y se encuentra en la zona media. Cuando se recuperen los lesionados y los jugadores importantes alcancen su nivel este equipo debe ir hacia arriba porque tiene mucho margen de progresión.

 

Montanier: «Es una buena señal ganar este partido con cinco jugadores lesionados»

Philippe Montanier destacó tras el partido que «estoy satisfecho de la plantilla porque con cinco buenos jugadores lesionados la plantilla ha mantenido una dinámica positiva. Es una buena señal para una temporada dura y larga ganar un partido con cinco jugadores lesionados».

Reconoció que «el primer tiempo no fue bueno, con mucho juego atrás y poca movilidad y calidad técnica. Tuvimos una buena reacción en el segundo tiempo, con más movimiento y más profundidad, con dos goles y un buen rigor defensivo. En el segundo tiempo no concedimos ocasiones de gol».

No le gustó que se hablara solo de lo negativo y buscó aspectos positivos: «Es importante ganar este partido incluso sin tener una gran calidad técnica. Lo más importante es que teníamos la misión de lograr la victoria y estamos satisfechos por haberla conseguido. La segunda parte ha sido correcta y lo más importante es tener una buena reacción para recuperar sensaciones y ganar».

El técnico del Zaragoza, Manolo Jiménez, señaló que «ha sido un partido en el que hemos jugado de tú a tú y fuimos superiores en el primer tiempo, pero seguimos con la racha a balón parado y dos acciones nos han costado dos goles. Llevamos seis puntos perdidos a balón parado. Cuando el partido estaba controlado e igualado y, si alguien había merecido algo más éramos nosotros, a partir del 2-0 el equipo se ha venido abajo porque seguimos fallando en lo que somos débiles».   Joseba ITURRIA

Descanso y vuelta a Zubieta mañana a la tarde

La Real tendrá hoy jornada de descanso y volverá a Zubieta mañana a las 16.00 para empezar a preparar el partido que jugará el domingo a las cuatro de la tarde en el campo del Levante.

El primer juvenil ganó al Alavés en el minuto 93

Un gol de Mathew en el minuto 93 dio la victoria a la Real juvenil ante al Alavés (3-2) en partido disputado ayer en Zubieta y es segundo con 7 puntos, a dos del líder Osasuna, al que visitará el próximo fin de semana. El Easo ganó 0-1 al Leioa y es líder con seis puntos en dos partidos, igual que el cadete, que ganó 5-0 al Olarizu. En amistosos, el cadete txiki empató con el Euskalduna (2-2) y el infantil ganó en Orio (0-6).

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo