GARA > Idatzia > Kultura

60 DONOSTIA ZINEMALDIA

Y qu iremos a ver?

Último momento de reflexión antes de que se ponga en marcha el 60º Festival de Cine de Donostia, a mi alrededor reina la confusión sobre qué se tiene que ver, y qué es lo que hay que evitar. Incógnitas que comparto, pero que pueden disolverse ligeramente con una pequeña hoja de ruta.

p048_f01.jpg

Víctor Esquirol | Crítico de cine

De camino Donostia, el tren se detiene en Las Delicias de Zaragoza. Allí suben dos entrañables ancianas aragonesas. Servidor, que es de naturaleza más bien introvertida, se abstiene de entablar conversación con ellas... no obstante, la vena cotilla se impone, y el oído está atento a lo que dicen. En medio de sus inacabables reproches hacia el servicio de transporte, se conceden una merecida pausa para hablar de lo que les espera cuando lleguen a su destino.

Los nervios se palpan en el ambiente en el momento en el que una le enseña a la otra las entradas que van a permitirles estar como privilegiado público en dos sesiones del Zinemaldia. En ese momento no llevan puestas las gafas, con lo que tienen que tirar de memoria para ponerse de acuerdo con respecto a qué demonios van a ver. «¿Y qué peliculicas decías que iremos?»; «Mira, ¡ahora mismo no me acuerdo!»; «Bueno, ¿pero quién sale?»; «Ni idea...»; «¿Quién es el director?»; «Pasapalabra. Pero tranquila, que seguro que son preciosas, y cuando estemos allí, ya cogeremos más entradas. ¡De lo que sea!».

Genial. Nadie hubiera podido sintetizar mejor este sentimiento de excitación incontenible cada vez que está a punto de empezar un nuevo certamen cinematográfico. Este año el Kursaal se ha vestido con sus mejores galas en motivo de la 60 edición del Zinemaldia, y la verdad es que, a priori, el cartel luce impecable. Antes de alcanzar la velocidad de crucero, y por si todavía queda alguien que, al igual que mis queridas abuelicas, no tiene el panorama demasiado claro, debe saber que...

En Zabaltegi Perlas tenemos la última ganadora del Oso de Oro: «Cesare deve morire», de los hermanos Taviani, adaptación shakespeariana de una pureza exorbitante. «Beasts of the Southern Wild», de Benh Zeitlin, una de las joyas indie más relucientes que haya dado jamás la factoría Sundance. En «Savages», Oliver Stone por fin se deja de tonterías y vuelve a darle duro tanto a las drogas como a la violencia, consiguiendo así la primera película digna de su carrera en muchos años. En Sesiones Especiales encontramos «Operación E», intenso drama sobre las FARC en el que el gran Luis Tosar vuelve a demostrar por qué es uno de los mejores actores de la actualidad.

Yendo ya hacia terrenos un poco más gamberros, es de justicia mencionar la genial retrospectiva Very Funny Things, porque ya era hora que la nueva comedia norteamericana tuviera el reconocimiento que se merece. Por su parte, aquella famosa bebida que da alas promete traer emociones fuertes al Velódromo con su díptico compuesto por, «The Art of Flight», preciosa locura de snowboarders, y la surfera «Storm Surfers», ambas en 3D. Por último, pero no menos importante, brilla con luz propia en la Sección Oficial el nuevo trabajo de Pablo Berger, «Blancanieves», prodigiosa versión en blanco y negro, muda y con toque andaluz del mítico cuento de los hermanos Grimm, ya causó sensación en Toronto, y ya hay quien dice que huele a Óscar. No se la pierdan.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo