GARA > Idatzia > Mundua

Los consejos comunales se activan para la ęla batalla de CaraboboĽ del 7-O

 

p014_f02.jpg

Alberto PRADILLA | CARACAS

«Aquí la oposición no hace campaña. Primero tendrían que hacer trabajo comunitario. En ese momento se ganarán el derecho a colocar sus carteles». Así de contundente se muestra Joel Capriles, miembro del PSUV en el consejo comunal Andrés Eloy Velasco El Plan, en la parroquia del 23 de Enero. Esta gran extensión de pequeñas cuadras amontonadas y humildes concentra buena parte de las bases chavistas. Desde aquí partieron hasta Miraflores las miles de personas que defendieron la legitimidad de Chávez durante el golpe de Estado del 11, 12 y 13 de abril de 2002. Y este será el origen de buena parte del caudal de votos que recibirá el presidente venezolano. A cuatro días de los comicios, los consejos comunales, la principal fórmula de organización social surgidas al calor del proceso bolivariano, se preparan para garantizar que nadie se quede en casa el próximo domingo, calificado por el presidente como «la batalla de Carabobo».

«El domingo es la batalla; a partir de las 3 tenemos las dianas. Todos a votar temprano y luego a permanecer en la calle», anuncia Capriles. Frente a él, una treintena de personas que representan a las 350 familias que forman parte de este consejo. Primero, un repaso a la marcha de hoy. El objetivo es llenar la avenida Simón Bolívar y las siete principales arterias del centro de Caracas. Después, los últimos detalles sobre el día de las votaciones: lugar donde colocar las urnas, organización de los electores y seguridad.

No es casualidad que las bases más humildes se organicen como principales garantes de los comicios. Los consejos comunales, surgidos a partir de los Círculos Bolivarianos y las asociaciones de vecinos, se han convertido en el gran ejemplo del poder popular, legitimado ahora por ley por el Gobierno bolivariano.

«Decidimos en la asamblea cuáles son nuestras necesidades y se las transmitimos al gobierno», explica Capriles, que enumera algunas obras como la reparación del alcantarillado o del tejado de un colegio. Solo es el principio. En el futuro, profundizar en la autoridad de estos consejos como nuevo modelo democrático constituye uno de los retos para Venezuela.