GARA > Idatzia > Kirolak> Pilota

Previa del Cuatro y Medio

El Astelena decide la ķltima plaza

40 años después de su última gran remodelación, el frontón eibartarra, que estrena la temporada invernal, reparte el último billete para la jaula entre Aritz Lasa y un Idoate sin tiempo de recuperación.

p049_f01-97x184.jpg

Jon ORMAZABAL I

Vestido de traje, el gran Miguel Gallastegi dio el primer pelotazo del renovado frontón Astelena el 8 de octubre de 1972. Tras tres años de obras, el mítico frontón eibartarra tomó hace 40 años la imagen que muestra hoy en día, es decir, sin aquella puerta número nueve por la que se accedía directamente a la cancha y sin la ventana de la pared izquierda tan características del recinto de la calle Isasi.

Cuatro décadas después, el frontón eibartarra ha perdido vida en sus gradas. Lejos quedan aquellos tiempos de llenos absolutos, motivo por el que Aspe y el Ayuntamiento de la localidad guipuzcoana se han visto obligados a montar un plan que busca recuperar el esplendor de otros tiempos. Combinar el deporte con la gastronomía es la apuesta de la promotora eibartarra para un recinto que esta tarde estrena la temporada invernal con un partido muy importante para sus participantes.

Y es que Aritz Lasa y Mikel Idoate se disputan la última plaza para participar en un Cuatro y Medio que debía haber comenzado ayer. Aunque puedan ser bastante injustas para los pelotaris -Aritz Lasa pasó la temporada pasada la primera ronda ante Mikel Urrutikoetxea al ganarle 22-5 y se ve obligado a disputar una previa mientras el de Zaratamo está en dieciseisavos directamente-, las empresas han encontrado en las previas una bonita manera de dar importancia a sus festivales y, tras confirmar la semana pasada a Iker Arretxe como el octavo pasajero de Asegarce, los dos delanteros se juegan esta tarde la última plaza de Aspe.

Dos en tres días

Lo peor de estas previas es seguramente la improvisación por las que se rigen. Así, Aritz Lasa se enfrenta a su segundo «casting» de este año. Aunque por resultados tampoco le tocaba, su empresa le obligó a pasar otra previa en el pasado Manomanista, una criba que debía de ser de un partido y que terminaron siendo dos por dar tiempo a Aitor Zubieta, al que terminó imponiéndose.

Pero si el urretxuarra tiene motivos para quejarse, qué decir de un Mikel Idoate que afronta el partido que puede darle el pase al campeonato de la jaula con solo 44 horas de margen después del choque disputado en Santo Domingo de la Calzada ante Merino II. Por mucho que los pelotaris estén acostumbrados a jugar partidos en días consecutivos y que el de la Txantrea se uno de los más fuertes físicamente, afrontar dos luchas individuales en tan poco tiempo se antoja excesivo.

Las continuas intervenciones en el juego que David Merino y su botillero Titín III elevaron un grado el malestar del delantero navarro que querrá canalizar esa ira en superar a un Aritz Lasa al que la distancia se le da bastante bien, en un partido sin un favorito demasiado claro y del que no hay ningún precedente en profesionales.

El premio será enfrentarse en dieciseisavos de final a un Asier Olaizola que ya se cruzó en el camino de ambos en el pasado Manomanista. Venció 22-9 al de Urretxu en octavos de final, mientras que Idoate se impuso en la siguiente ronda por 22-18, en un partido en el que el de Goizueta dijo que «el 90% de las voleas de su rival fueron atxiki».

Aimar Olaizola gana adeptos en Gasteiz

La suspensión del partido del Cuatro y Medio que Sebastien Gonzalez y Mikel Urrutikoetxea debían haber disputado ayer en el Ogeta gasteiztarra restó algo de lustre al generoso esfuerzo que la Federación Alavesa realizó con motivo del día de la pelota del herrialde, una jornada que contó con más de 150 partidos de las promesas de Araba que arrancó a las 10.30.

Afortunadamente el cartel, incluso el de los profesionales, era muy amplio y contaba con el lujo de disponer de Aimar Olaizola. En vísperas de entrar en competición en su modalidad fetiche, el de Goizueta sigue manteniendo su excepcional momento de forma y, siendo nueva gran parte del público que se dio cita ayer en el frontón de Mendizorrotza se puede decir que el de Goizueta captó seguro varios nuevos adeptos para los frontones, que era de lo que, sin competición, se trataba.

El campeón manomanista, muy bien secundado por un Mikel Beroiz que parece ir a más, se impuso con gran solvencia a Berasaluze VIII-Begino en un entretenido y vistoso partido, en el que quizá se esperaba algo más de Begino. J.O.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo