GARA > Idatzia > Euskal Herria

Vera insiste en negar que los inmigrantes irregulares estÚn desatendidos

Marta Vera continúa afirmando que en Nafarroa no se ha dejado de atender a inmigrantes a pesar de que los grupos que trabajan con este colectivo disponen de casos concretos. NaBai, Bildu e I-E alertaron de que se ha creado un sistema sanitario que no es igualitario.

p019_f02_199x107.jpg

Martxelo DÍAZ | IRUÑEA

A pesar de las denuncias concretas expuestas por los colectivos que trabajan con inmigrantes realizadas la pasada semana en el Parlamento, la consejera navarra de Salud, Marta Vera, volvió a proclamar que en Nafarroa no se ha negado asistencia sanitaria a las personas sin papeles.

«Más que incidencia creo que lo que se ha podido producir en algunos casos son errores», insistió Vera, que, sin embargo, anunció que se introducirán elementos para relajar la exigencia de carecer de antecedentes penales para acceder al sistema sanitario. Asimismo, se exigirá un empadronamiento mínimo de un año en Nafarroa y abonar una tasa de 764,44 euros al año los menores de 64 años y de 2.675,62 euros los mayores.

Junto a ello, quiso arrojar sombra sobre el testimonio de Médicos del Mundo en el Parlamento de que cada semana les llegan entre cuatro y seis denuncias de inmigrantes por desasistencia, señalando que su departamento únicamente tiene constancia de tres casos.

Asimismo, volvió a repetir que los inmigrantes que no puedan pagar la cuota anual podrán optar a una subvención que se sacará de los fondos de cooperación al desarrollo.

Asun Fernández de Garaialde, portavoz de NaBai, calificó de xenófobo el decreto del Gobierno español en el que se basa esta medida y criticó el sistema de subvenciones, reclamando que se garantice la igualdad de condiciones en la asistencia sanitaria de todos los navarros.

Bakartxo Ruiz (Bildu) acusó a Vera de recurrir a un discurso ambiguo en el Parlamento para negar que se está produciendo desasistencia sanitaria de inmigrantes cuando la realidad es que existen denuncias.

Marisa de Simón, portavoz de I-E, denunció que se ha puesto en marcha un sistema sanitario que no garantiza la igualdad de atención a toda la ciudadanía navarra.

Samuel Caro (PSN) alertó de que estas medidas pueden suponer el comienzo de la privatización del sistema sanitario público.

Antonio Pérez Prados, portavoz de UPN, intentó ayudar a Vera señalando que está «claro que nadie se ha quedado sin atención» y criticó a la oposición por cuestionar al Gobierno «en vez de proponer soluciones a la crisis».

Iruñea tiene 939 inmigrantes censados menos

El número de inmigrantes empadronados en Iruñea se ha reducido en 939 en los seis primeros meses del año, hasta situarse en 24.269 personas, un 12,2% de la población, según consta en la vigésima edición del informe de inmigración del Ayuntamiento de la capital navarra.

Gregorio Urdániz, sociólogo municipal, indicó que parece que se ha detenido el flujo de llegada de inmigrantes a Iruñea y que su número incluso comienza a descender, ya que se ha llegado a la cifra de 24.269 empadronados, cuando la misma se había mantenido estable en los últimos años entre los 24.800 y los 25.200.

El informe señala un descenso moderado de la población de casi todas las nacionalidades existentes en la ciudad, tanto de los países de Europa del Este como de América Latina. En Iruñea conviven personas de 131 estados distintos, tres menos que hace seis meses.

Los búlgaros son el colectivo más numeroso, con 3.135 empadronados, seguidos de los rumanos, con 2.456 personas y los bolivianos, que con 1.937 empadronados han superado ya a los ecuatorianos, con 1.173. Superan los mil empadronados los colombianos, portugueses, peruanos y marroquíes. GARA

copago

Un total de 23.849 navarros tienen derecho a devolución por parte del Gobierno navarro de las cantidades que adelantaron por el copago farmacéutico. Hay 50 personas a las que les deben más cien euros.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo