GARA > Idatzia > Eguneko gaiak

ELECCIONES DEL 21 DE OCTUBRE

Rajoy agita al unionismo en unos comicios ętrascendentalesĽ

Mariano Rajoy intervino por segunda vez en la campaña para desde Bilbo animar a su electorado a que acuda a las urnas el 21-0. El presidente, al igual que Antonio Basagoiti, subrayó que estos comicios son los «más trascendentales» de los últimos años.

p009_f01_148x116.jpg

Agustín GOIKOETXEA

En el ecuador de la campaña, el PP logró llenar el bilbaino Teatro Campos Elíseos, aunque para lograrlo necesitó de la asistencia de militantes y simpatizantes venidos de fuera de Euskal Herria. El partido que lidera Antonio Basagoiti tuvo que optar por ocupar las 800 butacas de la Bombonera de Bertendona, ya que ni la presencia del presidente español le auguraba el lleno en alguna de las salas del Palacio Euskalduna.

Esa situación tiene su reflejo en el eje de la campaña, la movilización del voto unionista por parte del PP, idea en la que insistieron primero el candidato a lehendakari y posteriormente Rajoy. Basagoiti no se anduvo por las ramas, al asegurar que en esta nueva cita con las urnas «se trata de decidir si alimentamos al nacionalismo para que rompa con España», en clara referencia a muchos de los votantes conservadores que optan habitualmente entre PNV y PP. «Ningún voto no nacionalista puede ir a parar a la urna del PNV o quedarse en casa», afirmó de manera categórica.

En ese llamamiento al voto del miedo, el candidato, que apeló reiteradamente «al orgullo de miles de ciudadanos que no son nacionalista», pidió a los unionistas que se olviden de las impopulares medidas que está adoptando el Ejecutivo español por mandato de los mercados. «En este momento hay que dejar en segundo plano otras cosas, da igual si nos gusta más o menos unas medidas económicas u otras, o si tenemos una opinión u otra de los políticos... apelo -enfatizó- a los ciudadanos que no entran en el traje de talla única del nacionalismo: quedarse en casa es dar el voto al PNV y EH Bildu».

Antes, en una de sus habituales ocurrencias para buscar titulares, Basagoiti solicitó el voto a los ciudadanos que «sacan sus emociones cuando gana la Roja, el Athletic y la Real, que se alegran de ver la Vuelta a España pasando por Bilbao o Vitoria, que se rebelan contra ese mundo estrecho y lleno de complejos de los nacionalistas, y que no están dispuestos a renunciar a su origen ni a su condición».

Evitar otra crisis

El discurso de Mariano Rajoy fue más atenuado, algo que seguro agradeció la veterana parroquia que asistió al mitin de Bilbo, que le recibió al grito de «presidente». «El mayor error que podíamos cometer hoy -apuntó- es sumar a una crisis económica, que es difícil y que genera muchas dificultades al conjunto de los españoles, una crisis política e institucional».

A continuación, reiteró su apuesta por la Constitución española y el Estatuto de Gernika, al considerarlos «el único lugar de unión donde caben todos los vascos, piensen como piensen y sientan como sientan».

El presidente del PP añadió que la Constitución es «nuestro enganche con Europa». «Fuera de España y fuera de Europa se está en ninguna parte y condenados a la nada», advirtió. «El porvenir del País Vasco se va escribir desde la unidad y la concordia, y no desde la ruptura y la confrontación», señaló.

Rajoy, que aventuró «un magnífico» resultado para su partido, algo que no se prevé, reclamó un Ejecutivo autonómico que «aporte estabilidad y se deje de discusiones sobre marcos de convivencia que no llevan a ninguna parte y solo generan incertidumbre, que es lo que menos conviene a España».

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo