GARA > Idatzia > > Eguneko gaiak

En defensa de los derechos de los presos polýşticos vascos

Recuerdan a Sagardui como paradigma de la represi˛n y de su fracaso

Una nutrida manifestación recorrió ayer las calles de Zornotza exigiendo el respeto a los derechos de los presos políticos vascos, así como el fin de las medidas de excepción en su contra. Y todo ello, centrado en la figura del preso político que más tiempo lleva en prisión de Europa: Jose Mari Sagardui, «Gatza», que acaba de cumplir 29 años preso. Hoy, la misma demanda será plasmada en Bermeo, centrándose en la figura de Elias Fernández, que lleva 23 años encarcelado.

G.M. | ZORNOTZA

Con la fotografía de Jose Mari Sagardui Moja, Gatza, enarbolada en alto, decenas y decenas de personas participaron ayer en Zornotza en la manifestación que exigió el respeto de los derechos de los presos políticos vascos y el fin de la «condena de por vida», caracterizado especialmente en la figura del citado preso político vizcaino, que el pasado miércoles cumplió 29 años encarcelado, siendo el preso político que más años lleva encarcelado de toda Europa.

Después de que, al contrario de lo que ha ocurrido en los últimos años en la misma cita, el juez de la Audiencia Nacional española Santiago Pedraz emitiera un auto por el que permitía la manifestación de Zornotza y la de hoy de Bermeo -cabe señalar que el mandato judicial precisa que «es obvio que una manifestación contra la cadena perpetua, denunciando la situación en que se encuentran, no es delictiva en sí misma, pues de lo contrario se violaría el derecho de reunión»-, la movilización que exigió la liberación de su convecino Gatza se llevó a cabo con total normalidad, aunque la Policía autonómica volvió a dejarse ver por Zornotza.

La manifestación, que partió a las 18.00 desde la céntrica plaza Zelaieta, recorrió las principales arterias del municipio vizcaino, que también se encontraban ataviadas con pancartas en referencia a los 29 años que acaba de cumplir en prisión, así como repleta de carteles con su fotografía.

«La muestra de su fracaso»

La pancarta, con la leyenda «Bizi osorako zigorrik ez, presoak kalera!», era portada por los familiares de Jose Mari Sagardui; tanto sus padres, como su esposa y su hija, Goiztiri, además de representantes del municipio.

Tras recorrer las principales calles de Zornotza, la nutrida marcha, repleta de ikurriñas, volvió al punto de arranque. Así, acto seguido, en la plaza Zelaieta se llevó a cabo un acto político centrado en la figura de Gatza.

Un representante del movimiento pro-amnistía tomó la palabra durante el acto, en el que se incidió en que los estados francés y español siguen aumentando los resortes represivos contra el país, instalando a Euskal Herria en un «estado de excepción»; como ejemplo de este estado, citaron las detenciones, la persecución contra los refugiados y exiliados políticos, los casos de tortura, las ilegalizaciones de formaciones políticas, y, entre otros, la apuesta del nuevo Gobierno de Lakua de perseguir y retirar las muestras solidaridad hacia los represaliados políticos vascos.

Así, en este contexto, subrayaron que Jose Mari Sagardui «es la muestra de la represión instalada en Euskal Herria, así como de su propio fracaso: a pesar de ser detenido, torturado salvajemente, encarcelado, alejado y aislado por luchar por Euskal Herria, lejos de arrodillarse ante las zarpas de los estados, se ha mantenido firme trabajando y luchando por Euskal Herria, junto a los miembros que conforman el Colectivo de Presos Políticos Vascos».

Más represión, más solidaridad

Y ante esa baldía estrategia represiva, censuró cómo los estados reaccionan incrementando aún más la potencialidad represiva de sus resortes, llevando hasta el extremo las medidas con objeto de hacer desaparecer al propio Colectivo. «Los presos son secuestrados políticos en los estados francés y español», concluyó al respecto.

Sin embargo, y a pesar de la crudeza con la que se muestra la política carcelaria contra los vascos encarcelados, desde el movimiento pro-amnistía subrayaron que ante este intento represivo seguirán impulsando más iniciativas en solidaridad con los presos políticos, a lo que invitaron a los ciudadanos.

Misma reivindicación hoy por las calles de Bermeo

La exigencia del fin de las «condenas de por vida» y la reivindicación en defensa de los derechos de los presos políticos vascos se hará escuchar esta mañana en las calles de Bermeo, donde se exigirá, además, la libertad de su convecino preso Elias Fernández Castañares, que el pasado 26 de junio cumplió 23 años encarcelado en el Estado español.

El preso político de la localidad costera fue arrestado el 19 de junio de 1986 por la Guardia Civil, y desde entonces se encuentra alejado de Euskal Herria en cárceles españolas.

La manifestación, que arrancará a las 13.00 desde la Goiko plaza de la localidad vizcaina, exigirá el fin de la aplicación de la doctrina impuesta por el Supremo español, por el que los presos políticos vascos juzgados bajo el Código Penal español de 1973 son forzados a cumplir otra condena diferente: hasta cumplir 30 años preso. Desde el movimiento pro-amnistía recuerdan que esta medida de excepción afecta ya a más de 40 presos políticos vascos que, según las penas fijadas por los propios tribunales españoles, debería estar en libertad desde años atrás.

La movilización que se llevará a cabo en la mañana de hoy en Bermeo no ha sido la única iniciativa que han desarrollado en el municipio costero para exigir la liberación de Elias Fernández y el respeto de los derechos de los presos políticos vascos. Sin ir más lejos, esta misma semana el Consistorio de Bermeo ha aprobado una moción por el que se exige el fin de «la condena de por vida», así como la repatriación de los presos políticos vascos y la liberación inmediata de los presos gravemente enfermos. También demandaron el fin de la política carcelaria que se les aplica, mencionando de forma expresa a los cuatro presos políticos con los que cuenta Bermeo.

Cabe destacar que la moción fue aprobada por los electos de PNV y EA -la izquierda abertzale fue excluída de las elecciones-, y que fue impulsada con las más de quinientas firmas recabadas entre los bermeoarras.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo