GARA > Idatzia > Kirolak> Mendia

IBILIZ IBILI | Jess M Alquzar

Atxulegi y Erebi, circuito desde Pinodieta

p052_f01_250x160.jpg

Una excursión de senderismo montañero muy apropiada para estas fechas, o cualquiera del año, es la que sugerimos hoy desde Mendia. Se trata de completar un círculo asombroso en belleza en Lapurdi, que domina un parque natural no catalogado, del litoral al Pirineo Vasco, un cómodo ejercicio deportivo.

La propuesta nace y muere en el col de Pinodieta, un bucle para ascender a dos cimas consideradas menores y sin embargo emblemáticas del sector, Atxulegi y Erebi, pasando por la ermita de Aubepine o Arantza, sobre Ainhoa.

Pinodieta se sitúa en la carretera que va de Espeleta a Ainhoa. Al E nace una estrecha carretera con señalética GR-8 Pirineos Atlánticos/Kanbo que a los 200 mts se deja para seguir la pista de la dcha/S. con marcas «Camino de Santiago».

En un suave ascenso, disfrutando de una bella panorámica, se llega a otro cruce donde se sitúa una señal local que indica a la ermita. Pocos metros después nace a la izquierda una corta pero empinada vereda que deja a los deportistas en el buen camino de circunvalación -señalética pastoril- por donde discurre el GR-10, con sus bandas rojiblancas de la travesía de los Pirineos por el norte de la cadena.

Erebi se encuentra encima mismo, pero el plan es llegar primero a Atxulegi, en el extremo de este singular cordal. Con un agradable paseo, los mendizales salvaran un primer collado. Dos fuentes servirán para hidratar los cuerpos de los aficionados, y a continuación llegaran al cordal cimero y herboso en el estratégico punto conocido como Hiru Gurutze/Col des Trois Croix.

El monte Atxulegi, muy atractivo, se encuentra cerca y es necesario salvar los últimos metros siguiendo el perfil de la cresta, donde abundan los puestos de caza, para llegar sin dificultad a la cima, un penacho rocoso, coronado por un gran mojón de piedra. El merecido descanso en la cumbre ofrece como recompensa un dilatado paisaje hacia todos los rumbos, que no por conocido deja de asombrar. Los que por primera vez pisen esta cima no se verán defraudados.

Volverán los senderistas por sus pasos de subida hasta el último collado (Hiru Gurutze) para enfrentarse a la suave subida al Erebi, que desde aquí es una redondeada loma. Una vez en lo más alto, derivarán a la izquierda por excelente y prominente camino a la cercana ermita de Aubepine-Arantza, destacado mirador sobre Ainhoa, catalogado como uno de los pueblos más bellos de Francia. Obligada visita, que mantiene también un calvario con tres grandes cruces blancas con esculturas de la crucifixión y estelas helicoidales. Conserva también una fuente que se dice tiene aguas curativas. La capilla se construyó para venerar la aparición de la virgen a un pastorcillo.

Para cerrar el círculo, los montañeros seguirán el camino del GR-10, a la derecha, hasta la bifurcación de la subida, e iniciar el rápido descenso por la misma ruta empleada para llegar a las atalayas y finalizar la preciosa excursión en el Col de Pinodieta, que marca el final de este original itinerario panorámico de senderismo de montaña de los que hacen o mantienen la afición.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo