GARA > Idatzia > Kultura

Mortensen vuelve a Argentina con ęTodos tenemos un planĽ

Viggo Mortensen cumple su sueño de trabajar en el cine argentino, para regresar al país en el que se crió. Domina perfectamente el acento local y se pone en manos de la debutante Ana Piterbarg, que desarrolla una histora con gemelos y contrastes entre lo urbano y lo salvaje.

p043_f01_47x93.jpg

Mikel INSAUSTI | DONOSTIA

Viggo Mortensen ha confiado en la debutante Ana Piterbarg para, gracias al cine argentino, reencontrarse con el país en el que vivió de joven. Así puede exhibir un acento perfecto, necesario ya que “Todos tenemos un plan” es una película que destaca por sus elaborados diálogos y una influencia literaria que conecta con el cuento de Horacio Quiroga “Los desterrados”.

Además, esta producción argentina planteaba al actor un reto interpretativo, al tener que hacer el doble papel de unos hermanos gemelos. Está un poco en la línea de lo que hiciera Jeremy Irons para David Cronenberg en la recordada “Inseparables”, salvando las distancias. La coincidencia entre ambos títulos se agranda, por cuanto Mortensen es un rostro habitual en el cine reciente del canadiense.

Pero “Todos tenemos un plan” es un thriller dramáticosobre la impostura, toda vez que la trama parte de la suplantación que hace un hermano de la identidad del otro. El que vive en la ciudad, a pesar de su existencia acomodada, se siente frustrado. Es por eso, que toma prestada la existencia del que vive en el campo, aún a riesgo de encontrarse con la inseguridad de la supervivencia extrema en un entorno salvaje y delictivo.

El impostor viaja a Delta del Tigre, un laberinto de ríos y canales que no desembocan en el mar, y que en otro tiempo sirvieron de lugar de recreo a la burguesía de Buenos Aires. Una vez allí, habrá de adaptarse al modus vivendi del que era un apicultor metido en líos. La incertidumbre será constante, porque nunca sabe cuando se cruza con alguien si será un conocido de su gemelo, y por tanto ha de saludarlo o no. El clima es invernal, y el entorno resulta abrupto, como el propio viaje en sentido inverso que va de la civilización a la barbarie.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo