GARA > Idatzia > Iritzia> Kolaborazioak

Juan Antonio Iriarte | Miembro de la Comisiůn Provincial de ESK

Hace falta ya una huelga general

Este es nuestro capitalismo y estas son las políticas de nuestros gobernantes. Y esto no lo queremos. No lo quiere el pueblo, y democracia es la voluntad del pueblo, no la del gobierno ni la de sus amos, banqueros y capitalistas

La sanidad y la educación públicas atacadas por los gobiernos (el gobierno sonámbulo de Mariano Rajoy, el gobierno zombi del lehendakari en funciones Patxi López y el gobierno terminal de Yolanda Barcina). Los trabajadores desamparados ante los abusos de la patronal, con despido libre y barato, muy barato. El funcionariado convertido en chivo expiatorio. Los desempleados, a los que se les acaba la rebajada prestación, con un subsidio miserable que ya no se prorrogará. Las personas dependientes con una ley que no tiene dotación económica. Las personas inmigrantes criminalizadas y abandonadas a su suerte (ahora les sobran, tras años cuidando a nuestros mayores y realizado las labores con menor reconocimiento social y económico). Las pensiones, nuestras humildes pensiones, cada día un poco más lejos para todos (retraso de dos años para la jubilación, aumento del período computable...).

Aquí solo hay dinero para la banca y para las grandes infraestructuras. Bancos que especularon y que, fruto de su propia especulación, acumularon activos tóxicos son respaldados, rescatados con dinero público. Infraestructuras antisociales: autovías con peaje en la sombra, TAV elitista e insostenible medioambiental y económicamente, pabellones deportivos, circuitos de carreras, ampliación de aeropuertos...

No falta dinero, sobran ladrones. Lo hemos coreado cientos de veces en los últimos años y siguen sobrando ladrones.

Nos suben el IVA, impuesto al consumo, grabando especialmente a quienes no tenemos capacidad de ahorro, a quienes tenemos que gastar íntegramente nuestros pequeños salarios o prestación por desempleo. Suben el IRPF pero apenas sí aumenta la progresividad del sistema. Pero se elimina el Impuesto de Patrimonio y se olvidan de las grandes fortunas, de las transacciones bancarias.

El Impuesto de Sociedades «real» cada vez es menor gracias a las diversas deducciones... Y además se tolera el fraude fiscal, como han denunciado repetidamente los inspectores fiscales.

Este es nuestro capitalismo y estas son las políticas de nuestros gobernantes. Y esto no lo queremos. No lo quiere el pueblo, y democracia es la voluntad del pueblo, no la del gobierno ni la de sus amos, ban- queros y capitalistas.

Por eso el próximo 26 de septiembre vamos a ejercer nuestro democrático derecho a la huelga. El 26 de septiembre, huelga general. Es nuestra forma de decirles que no estamos de acuerdo con sus políticas, con sus recortes. Es nuestra forma de decirles que somos más y tenemos la razón.

El 26 de septiembre se volverán a vaciar las fábricas, oficinas y comercios, y las calles se convertirán en un clamor en defensa de nuestra dignidad como trabajadores y como personas.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo