GARA > Idatzia > Kirolak> Futbola

Internacional

Sueos que se cumplen

Veteranos que siguen marcando, novatos que debutan con gol y chechenos que lideran la Premier rusa.

p036_f01_345x453.jpg

Joseba VIVANCO

El gol no tiene edad, han clamado este fin de semana en la Seria A italiana, y no porque el bueno de Alessandro Del Piero haya marcado ya con su nuevo equipo australiano -fue recibido en Sidney por unos cuatrocientos aficionados y ya suena Michael Ballack (35 años) para acompañarle en la liga australiana-, sino porque Luca Toni anotó su primer gol en su regreso a una Fiorentina que dejó en 2007, el alemán Klose también marcó, y dos veteranos como Diego Milito y Antonio Casano dieron por fin la victoria al Inter. Y de paso, no olvidamos el golazo `olímpico' que otro `abuelo', el francés Thierry Henry, anotó en la liga estadounidense con su New York Red Bulls; ya lleva 13 goles.

Quien no levanta cabeza en el Calcio es el Milan, sin un patrón de juego y con Robinho y Pato lesionados. ``Il Corriere dello Sport'' publicó hace días un reportaje sobre las lesiones en el equipo rossoneri: son 137 (78 de ellas musculares) desde que llegó el actual técnico Allegri. Volvieron a caer los milanistas, 0-1, ante el Atalanta. Pero sobre todo fue una jornada de remontadas. Perdía la Juventus en casa y dio la vuelta al marcador, y sigue compartiendo liderato con una Lazio que lleva cinco triunfos de cinco, y con el Napoli. La cara amarga, para la Roma del checo Zeman, que ganaba 2-0 al minuto 70 y terminó perdiendo 2-3 ante el Bologna, completando otro veterano, Gilardino, la fantástica remontada rossoblù.

Una de las víctimas de uno de los colíderes, el Napoli, fue el Parma, club que ha dado cobijo a uno de esos futbolistas comprometidos con la sociedad más que con los millonarios sueldos del fútbol. Hablamos del livornés Cristiano Lucarelli, quien terminada su carrera como jugador profesional la pasada campaña, precisamente en el Napoli, ha pasado a ser entrenador de divisiones inferiores del club parmesano.

De Livorno y comunista, cuna del histórico Partido Comunista italiano. Hijo de un estibador portuario militante del partido y del sindicato, rodeado en su infancia de banderas rojas comunistas y granas del Livorno, Lucarelli en 2003 renunció a sueldos millonarios para irse a su Livorno, recién ascendido a segunda, y con él lograr el ascenso a primera, alcanzando un sueño reflejado en el libro ``Quedaos con los mil millones''.

Y es que, de vez en cuando, en el mundo del fútbol surgen personajes que parecen ajenos a este espectáculo. Uno de ellos es Christian Ziege, técnico de la selección alemana sub´19, que ha prohibido a sus jugadores aparecer en las concentraciones en plan `chulito', vistiendo gorras o auriculares.

Silva ganará un millón al mes

Donde las cosas siguen más o menos parecidas, es decir, igualadas, es en la Premier inglesa, aunque una de las noticias de la semana haya sido la renovación del canario David Silva, por cinco años, a razón de 12 millones al año, osea, un millón al mes. Vamos, que ya cobra más que Messi o Ronaldo, que ni mucho menos son los más `ricos'. Es Samuel Eto´o, con 20 millones anuales, el que más se embolsa en el Anzhi ruso, seguido de los goles de Ibrahimovic y sus 14,5 `kilos', de Wayney Rooney con 13,5, de dos citizens como Yayá Touré, con 13, y Agüero, con 12,5, y Didier Drogba, que cobra 12 millones anuales en su exilio dorado del Shanghai Shenghua.

Pero hablemos de goles, emociones y no de euros. Cuatro dianas le hizo el Manchester de Sir Alex Ferguson al Wigan de Roberto Martínez, para colocarse segundo en la tabla. El mito Paul Scholes, a sus 37 años, celebró su partido número 700 con el United con un gol. «Lo más increíble es que ha superado dos lesiones de rodilla realmente graves y otra en los ojos y aún así puede seguir jugando al máximo nivel», apuntó sobre el pelirrojo jugador el técnico escocés. El entrenador de los red devils aprovechó para dar entrada a hombres menos habituales, como el mejicano Chicharito, que falló un penalti y marcó un gol, o a jóvenes talentos en ciernes como Powell o Büttner, que marcaron en sus estrenos. Por cierto, fue el partido número 600 en la Premier League de otro mito en activo, Ryan Giggs.

Sigue líder el Chelsea, con un punto de ventaja, a pesar de su nada sorprendente empate en el vecino campo de Loftus Road, y es que los blues no ganan al QPR en su campo desde hace dos décadas. El debutante portero de los The Hoops, el veterano exmilanista y brasileño Julio César salvó a los suyos, pero la imagen del choque estuvo en los prolegómenos del encuentro. El `hacedor de amigos' John Terry se las veía con Les Ferdinand, hermanísimo del red devil Río Ferdinand, al que el 23 de octubre del año pasado el capitán del Chelsea, presuntamente, llamó «jodido negro de mierda». Fue absuelto, pero sus rivales no lo olvidan. Les no le tendió la mano en la salutación de equipos, algo así como lo que Luis Suárez hizo en su día con Patrice Evra por un supuesto insulto racista. Luego, en el sorteo de campo, el flamante nuevo capitán del QPR, el ex del Manchester United Ji-Sung Park, tampoco le saludó. Terry, haciendo amigos.

Quien no está para amigos es el Liverpool, que no termina de arrancar. Nuevo empate fuera y la posición 17º en la tabla. Su peor arranque desde la temporada 1911-12. Mejor le van las cosas al Arsenal, que le endosó un 6-1 al Southampton, con doblete del costamarfileño Gervinho, que por fin se destapó, y con Arteta de figura. Y empate sin historia del Manchester City, con gol del español Javi García, recién fichado del Benfica por 14 millones.

El Tottenham de André Villas-Boas por fin ganó y fuera, Berbatov se estrenó con su Fulham, los `cisnes' del simpático Swansea galés perdieron por primera vez y lo hicieron ante los `villanos' del Aston Villa, que aun no habían ganado. Everton y Newcastle empataron a dos en un enorme partido, con gol número mil en liga para las `urracas', sexto equipo que logra esa cifra en Premier tras United (1551), Arsenal (1353), Chelsea (1290), Liverpool (1239) y los Spurs del Tottenham (1078).

Así está la que dicen es la mejor liga del mundo, sobre todo porque este próximo domingo nos deparará dos citas de auténtico lujazo: A las 14.30 en Anfield, Liverpool-Man United y a las 17.00, Man City-Arsenal. Por mucho que el gran Borges dijera que «el fútbol es uno de los mayores crímenes de Inglaterra», ¿quién da más? Bueno, en la Bundesliga tenemos un Schalke-Bayern Munich que promete.

Los bávaros de Heynckens siguen con su impresionante inicio después de que ganaran 3-1 al 1.FSV Mainz, con asistencia de Javi Martínez en el tercer tanto. El campeón, el Dortmund, arrolló 3-0 al Bayer 04 Leverkusen en un abarrotado Westfalenstadion, estadio que conservará sus tribunas de pie, y es que como ha explicado su presidente, «no olvidamos que procedemos del movimiento obrero».

Quien se ha erigido como sorpresa de este inicio de Bundelisga es el Eintracht Frankfurt, que sumó su tercer triunfo consecutivo de la mano de su nueva figura japonesa Uniu, ante un preocupante Hamburgo que ocupa puestos de la cola, y ello a pesar de la llegada del genial holandés Rafael Van der Vaart, fichaje del que por cierto el millonario Klaus Kühne aportó 8 de los 12,5 mill que costó; el HSV lo devolverá a partir de 2016. Más contento se quedó el exsecretario de Estado estadounidense Henry Kissinger, que a sus 89 años cumplió su sueño de acudir a ver al Greuther Fürth en su estadio, en Primera.

V. Bommel, a tarjeta por partido

Donde hay un equipo que no quiere dejar lugar a la sorpresa es el Oympique de Marsella, líder indiscutible en la Ligue 1, con cinco triunfos en cinco partidos. Le sigue el Oympique de Lyon -rival del Athetic- y parece que ya empieza a carburar el millonario PSG, que ganó de nuevo, con goles de sus estrellas Ibrahimovic y Pastore. Nada que ver con la Premier rusa, donde saltó la sorpresa. Los chechenos del Terek Grozny están soñando y se han colocado líderes, arrebatándole la cabeza a un Zenit, al que ganó 0-2, que sumaba su segunda derrota consecutiva en casa a pesar de haber dado entrada a los nuevos fichajes Hulk y Axel Witsel desde el banquillo.

Los de Grozny se vieron beneficiados en su día por las contrapartidas económicas del Kremlin tras la guerra de Chechenia y en 2010 ya eran la `alternativa' a Zenit, Rubin y los clubes moscovitas. Fallaron la campaña pasada, no se acertó con entrenadores como Víctor Muñoz o Ruud Gullit, pero sí con Stanislav Cherchesov, un técnico que prepara cada partido en función del rival, algo atípico en los entrenadores rusos. Y ya es líder. Todo lo contrario que el Celtic de Glasgow, que sin el Rangers como rival, marcha sexto en su liga tras seis jornadas.

En Islandia, a falta de tres jornadas, ya es campeón el FH Hafnarfjördur y con rumbo firme sí marchan en Holanda el Twente y el Vitesse, que ganaron a domicilio y siguen primero y segundo, por delante de los habituales históricos Ajax o PSV. Los de la Phillips perdieron por sorpresa y su capitán, ex del Barça, Milan o Bayern, Mark Van Bommel vio su quinta tarjeta amarilla en otros tantos partidos, el primer jugador de la Eredivise que logra semejante hito.

Otro que no quiere que le desbanquen de ese liderato es el Boca Juniors. Los xeneizes, tras seis años sin ganar en su casa contra Independiente, finalmente se quitaron la espinita y se impusieron 2-1, en un día en el que la mítica Bombonera estrenó wifi abierto en el estadio. Los bosteros marchan primeros del Torneo Inicial, seguido de cerca por los `leprosos 'de Newell's Old Boys y Vélez Sarsfield, que dio cuenta de River Plate.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo