GARA > Idatzia > Kirolak> Real Sociedad

La operadora televisiva recurrirŠ posiblemente hasta el Supremo, pero el club espera cobrar antes

Gran victoria del Consejo en el contencioso con Media Pro

La Audiencia Provincial de Gipuzkoa le condena a pagar la deuda de 4,6 millones y 7 de indemnización.

p034_f01_148X116.jpg

Joseba ITURRIA

El Juzgado de Primera Instancia nº6 de Donostia ha condenado a Mediaproducción SL a pagar a la Real Sociedad 4.614.660 euros más intereses por las cantidades pendientes de cobro de las temporadas 2010-11 y 11-12 y, lo que es más importante, a abonar otros siete millones de indemnización por los graves perjuicios que ha supuesto el impago.

Media Pro tiene veinte días hábiles para presentar un recurso ante la Audiencia Provincial de Gipuzkoa y se puede prever no solo que presente ese recurso, sino que llegue hasta el Tribunal Supremo y que se pueda alargar el caso hasta los tres años. Aunque el contencioso se alargue con los recursos, la Real solicitará la ejecución de la sentencia y que, si no en su totalidad, sí por lo menos se abonen las cantidades adeudadas.

Media Pro deberá pagar asimismo las costas judiciales porque la juez que ha instruido el caso ha admitido todas las peticiones recogidas en la demanda interpuesta por la Real Sociedad por los impagos. Lo único que ha hecho es rebajar de los diez millones de indemnización por daños y perjuicios que solicitaba la Real a siete, pero esa cantidad supera las previsiones más optimistas y también es posible que se vea reducida sustancialmente en las restantes instancias judiciales.

Al mismo tiempo, la juez ha desestimado la demanda presentada por la operadora televisiva, que alegaba que al bajar a Segunda el acuerdo se interrumpía hasta el regreso a Primera y que la Real no podía firmar el nuevo contrato televisivo alcanzado con Canal +.

Dos años de litigio

El contencioso entre Media Pro y la Real Sociedad comienza a principios del año 2011, cuando la plataforma televisiva empezó a pagar cantidades inferiores a las establecidas en el contrato firmado entre ambas en 2006. Alegaba que en la quinta temporada no le correspondía cobrar lo que aparecía como cantidad a abonar explícitamente el ejercicio 2010-11, sino lo que estaba fijado para el 2007-08.

Entendía que con el descenso se aplazaba el contrato, cuando éste no admitía ninguna discusión porque establecía claramente una cantidad para cada año y, en caso de descenso, simplemente la cifra de cada ejercicio quedaba sin valor.

Los incumplimientos de Media Pro coincidieron con la firma de un nuevo contrato televisivo de la Real con Canal+ a partir del año 2013-14 . Desde comienzos de este año pasó a no abonar absolutamente nada y se limitó a consignar unas cantidades en el Juzgado a la espera de la resolución del conflicto.

Llegó a depositar 8.537.300 euros en el Juzgado, que la juez que ha instruido el caso decidió entregar a la Real el 26 de junio, lo que permitió afrontar los pagos de la segunda parte de las fichas. Ahora le condena a pagar otros 4.614.660 por la deuda y siete millones de indemnización por «incumplimientos contractuales graves y reiterados». La sentencia establece que los 11,5 millones deberán ser abonados en un plazo de 60 días.

Además la juez confirma la suspensión del contrato televisivo con Media Pro, que era la tercera petición de la demanda de la Real, lo que refrenda la decisión de la Comisión Nacional de la Competencia de anular los contratos de más de tres años de duración. Este punto da total validez al nuevo acuerdo firmado con Canal+, que ha entrado en vigor esta temporada y que permite a la Real cobrar ahora cada mes lo que está estipulado.

Una jugada maestra

La sentencia, a pesar de no ser definitiva, -es probable que la indemnización se rebaje en otras instancias-, premia una jugada maestra del Consejo realista, que esperó a presentar la demanda a que Media Pro saliera de su concurso de acreedores para que el juicio celebrado el 5 de este mes tuviera lugar en Donostia y no en Barcelona. Tuvo el factor campo a su favor y eso le ha ayudado a ganar por goleada y a que todas las peticiones de la Real Sociedad hayan sido atendidas.

Lo mejor que le ha podido pasar a la Real es que Media Pro incumpliera su contrato. Cobrará todo lo establecido, recibirá una indemnización y además eso le ha llevado a firmar un nuevo contrato con Canal+ con cantidades superiores.

La Real cobrará esta temporada por televisión 23 millones de euros, casi seis más de los fijados en el contrato con Media Pro para el ejercicio 2012-13. Pero hay otra conclusión más importante incluso que la sentencia de ayer. La capacidad del club para tener un normal funcionamiento a pesar de la asfixia a la que quería someterle Media Pro con el impago de 13 millones. Eso ha permitido poder culminar la jugada maestra sin aceptar la rebaja de la deuda. Joseba ITURRIA

tres peticiones

La Real ve satisfechas las peticiones recogidas en su demanda. Se obliga a Media Pro a pagar las cantidades adeudadas. Se deja sin valor el contrato firmado en 2006 hasta 2013 y se le condena a pagar una fuerte indemnización.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo