GARA > Idatzia > Mundua

Las caricaturas de Mahoma echan lea al fuego de la ira musulmana

La publicación de caricaturas de Mahoma en el semanario francés «Charlie Hebdo» avivó las críticas del mundo musulmán, que ha vivido en la última semana una ola de protestas por el vídeo que ridiculizaba a su profeta. La revista defendió su derecho al análisis satírico de la actualidad pero recibió numerosas críticas por quienes vieron una provocación. Como medida de precaución hoy cerrarán escuelas, embajadas y centros franceses en países musulmanes.

p018_f01_097x160.jpg

GARA | PARÍS

Cuando aún no se ha apagado la ola de protestas en todo el mundo musulmán por la difusión de un vídeo que ridiculiza a Mahoma el semanario satírico francés «Charlie Hebdo» echó más leña al fuego con la publicación de varias caricaturas de Mahoma.

La publicación ha sido denunciada ante los tribunales por «provocación al odio» por parte de la Asociación Siria por la Libertad, con sede en París, y su página web fue pirateada ayer.

El rector de la Gran Mezquita de París, Dalia Boubakeur, anunció la lectura mañana de «un mensaje de paz» en las mezquitas, mientras el Consejo Francés de Culto Musulmán pidió «no ceder a las provocaciones».

La publicación ha suscitado el debate sobre libertad de expresión y responsabilidad. Para Basile Ader, abogado especialista en derecho de la prensa «los símbolos religiosos no están protegidos por la ley» en el Estado francés. Los únicos límites son las intenciones negacionistas, llamar al odio o cuestionar a las personas por sus orígenes étnicos, religión o nacionalidad.

Desde el Gobierno francés el ministro del Interior reiteró que la libertad de expresión es un derecho fundamental, pero a la vez, el primer ministro, Jean-Marc Ayrault, desaprobó «cualquier exceso» y el titular de Exteriores, Laurent Fabius, rechazó «cualquier provocación» y juzgó «poco inteligente» la actitud del semanario .

El director de la revista, el dibujante Stéphane Charbonnier, alias Charb, argumentó que «si comenzamos a decir que porque hay 250 exaltados que se manifiestan ante las embajadas de Estados Unidos, hay que retrasar o no publicar dibujos, quiere decir que son ellos los que hacen la ley en Francia». «No hemos insultado a nadie, nuestro dibujo de portada no es denigrante. No hemos hecho llamamientos al odio racial. Hemos hecho nuestro trabajo, que es mirar la actualidad con una mirada satírica», indica el director, que rechaza que hayan buscado la provocación para incrementar las ventas.

El Vaticano, señaló que la publicación de las caricaturas es discutible y supone «echar más gasolina al fuego». Incluso la Casa Blanca intervino criticando la decisión de la revista.

Como medida de precaución, las escuelas y centros culturales franceses en Egipto cerraron ayer aunque el consulado en El Cairo indicó que no existía ninguna amenaza específica.

Las autoridades egipcias han aumentado la seguridad en torno al edificio de la embajada, con unidades de policía y bomberos. París anunció además el refuerzo de la seguridad de sus representaciones en el extranjero y cerrará mañana sus embajadas y escuelas en veinte países musulmanes.

Los Hermanos Musulmanes de Egipto aseguraron que las caricaturas de Mahoma son una nueva campaña «cruzada llena de odio», cuyo objetivo «es provocar a los musulmanes, especialmente a los países de la primavera árabe, para dañar su incipiente estabilidad».

La misma opinión expresó el partido islamista que gobierna Túnez, Ennahda, que subrayó «el derecho de los musulmanes a protestar» y apeló a la utilización de medios civiles y pacíficos. El secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, afirmó que la publicación «supone una provocación y una bajeza que aumentará aún más la complejidad de la ya tensa situación tras la difusión del vídeo ofensivo al profeta», pidiendo a utilizar medios pacíficos para expresar el rechazo.

En Líbano, miles de partidarios de los grupos chiíes Hizbulah y Amal se manifestaron en la ciudad de Tiro con lemas contra EEUU e Israel, y advertencias hacia Francia. Poco antes de la manifestación, un grupo de personas tiroteó un restaurante de la cadena de comida rápida estadounidense KFC en la ciudad de Nabatieh sin causar víctimas.

ban ki-moon

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirmó que la libertad de expresión no debería servir «para provocar y humillar los valores y las creencias de otros pueblos» y consideró «vergonzoso y de mal gusto» la publicación de las caricaturas y la difusión del vídeo sobre Mahoma.

pakistán

El Gobierno paquistaní decretó fiesta nacional hoy en honor a Mahoma y para mostrar que «no toleraremos una sola frase que humille al profeta», aunque pidió protestar pacíficamente. En una de las protestas, 500 abogados consiguieron atravesar la primera puerta de acceso al enclave diplomático de Islamabad.

Vocación provocadora que sí tiene límites

La portada de la revista «Charlie Hebdo» presenta a Mahoma en silla de ruedas empujado por un judío ortodoxo, diciendo «no reírse»y con el título «intocables», en referencia a la película francesa del mismo nombre. La redacción de «Charlie Hebdo» ya fue incendiada en diciembre de 2011 por haber publicado caricaturas de Mahoma en 2006. El semanario satírico reivindica su perfil provocador. «No más con el islam que con otros temas» asegura su director, el dibujante Charb, que vive con protección policial. Pero en ocasiones la publicación sí pone sus propios límites. Fue el caso del dibujante Siné (Maurice Sinet), que fue acusado de «antisemitismo» por una crónica publicada en julio de 2008 en la que ironizaba sobre una eventual conversión al judaísmo de Jean Sarkozy, hijo del entonces presidente, antes de su boda. Tras la acusación publicada en una artículo en el «Nouvel Observateur», «Charlie Hebdo» optó por despedirlo «para evitar un proceso».

En noviembre de 2010, la revista satírica fue condenada por perjuicio moral y económico en una sentencia que rechazaba el supuesto antisemitismo de la crónica de Siné. GARA

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo