GARA > Idatzia > Kultura

CRŪTICA: ęMagic MikeĽ

Boys, boys, boys

p059_f01.jpg

Mikel INSAUSTI

Steven Soderbergh enlazó una racha estupenda con «Contagio» e «Indomable», pero hace tantas películas, y tan seguidas, que es muy difícil mantener ese alto nivel de inspiración narrativa. «Magic Mike» no está nada mal, pero es una película sin pretensiones con un techo creativo que nunca puede o quiere rebasar. Se queda un poco corta, en cuanto que no alcanza la radiografía social que Paul Thomas Anderson hizo en «Boogie Nights», ni tampoco persigue el afán crítico exhibido en la comedia inglesa «The Full Monty».

Los tres títulos hablan del mismo asunto, relativo a la vida y milagros de los hombres que se ganan el sueldo exhibiendo su cuerpo. Es lógico que, cada uno en su momento, haya llamado poderosamente la atención, porque por lo general el cine desnuda a las mujeres, y menos a los hombres. La tendencia parece que, poco a poco, va cambiando y el público femenino ya puede ver con mayor frecuencia en la pantalla a boys o strippers masculinos.

La parte de la película consagrada a las coreografías en que los chicos del club Xquisite se van quitando la ropa al ritmo de la música disco no tiene desperdicio, gracias que todos los actores le ponen a sus movimientos un punto paródico, dado lo ridículos que resultan en su vestuario inspirado en fantasías eróticas, más propias de una despedida de soltera que de otra cosa. De hecho, hay una escena en la que acuden a una de esas fiestas disfrazados de policías, con su juego de esposas y sus porras.

Soderbergh no se queda ahí, ya que muestra también el lado oscuro del oficio, basándose en las experiencias autobiográficas de Channing Tatum, que empezó bailando semidesnudo antes de llegar a ser actor. Su personaje es el de un joven ambicioso, que se ve afectado por la crisis, por lo que trata de reunir dinero para su negocio como emprendedor, a falta de créditos bancarios. Mientras define su futuro, oscila entre el veterano y seguro dueño del local encarnado por un recuperado Matthew McConaughey y el novato que cae en drogas y excesos, papel a cargo del inglés Alex Pettyfer.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo