GARA > Idatzia > Eguneko gaiak

Elecciones del 21 de octubre

ęSi PSOE, PP y PNV vuelven a ser mayoritarios, estamos aceptando los recortesĽ

p007_f01_44015.jpg

José Navas

Cabeza de lista de Ezker Batua-Berdeak por Araba

José Navas (Portugalete, 1957) es uno de los nombres más conocidos de una plancha electoral cuya candidata a lehendakari es Raquel Modubar. Con una dilatada experiencia en diversos cargos institucionales desde los años 90, Navas centra el mensaje de su formación en la unidad de la izquierda frente a las políticas neoliberales, paradójicamente tras una escisión en sus filas.

Nerea GOTI | BILBO

Ezker Batua-Berdeak arranca la carrera electoral tras un proceso de ruptura que se ha saldado con la escisión de Ezker Anitza y que coloca a su electorado ante un baile de siglas en el que el sector más afín a Javier Madrazo debe clarificar no solo su programa y estrategia, sino quiénes y cuántos son.

¿Qué efectos cree que tendrá el proceso de ruptura que han sufrido en el comportamiento de su electorado?

Vamos a explicar que hemos hecho todo lo posible y casi lo imposible por buscar la unidad de acción de la izquierda social. No ha sido posible sentarse a una mesa. Eso es lo lamentable, que cuando la ciudadanía está exigiendo políticas de izquierda, no se consiga por parte de una parte de esa izquierda el más mínimo esfuerzo por buscar un espacio de encuentro. Vamos a explicar que no ha sido por nuestra culpa y que hay fuerzas que están por la división. Nosotros estamos por la unidad de acción de la izquierda.

¿En qué se distancia su oferta de la de Ezker Anitza?

Es una pregunta que habría que hacerles a ellos. Nosotros seguimos siendo la misma fuerza política que hace 27 años. No hemos cambiado, mantenemos las mismas ideas y los mismos vínculos federales, porque formamos parte de Izquierda Abierta, el partido de Gaspar Llamazares. Ellos son los que se han marchado de Ezker Batua, nosotros seguimos perteneciendo a la misma familia política, a esa izquierda tradicional que lucha por la mejora de la dignidad de los trabajadores y por la mejora y el desarrollo del estado de bienestar, y en Euskadi con un compromiso muy claro con la normalización, la pacificación y por el consenso hacia un nuevo marco político y social.

Hacen hincapié en la necesidad de tejer alianzas, ¿con quién y para qué?

En una reflexión interna hemos coincidido con estudios sociológicos hechos en Euskadi respecto a la necesidad de unidad de acción para poder cambiar la correlación de fuerzas que existe, con claro predominio de las políticas de derecha, que las desarrolla tanto el Partido Socialista como el Partido Popular, con un PNV que aplaude permanentemente ese tipo de políticas. Si la izquierda no conseguimos un pacto con la sociedad no vamos a poder derrotar estas políticas que hoy por hoy son hegemónicas. Si estas fuerzas vuelven a ser mayoritarias, estamos aceptando los recortes y que se hurte a nuestros hijos un futuro mejor que el que tuvieron sus padres. Por todo eso, defendemos la necesidad de un bloque político amplio para tener en las instituciones mayor peso y para cambiar el signo de las políticas, y un pacto social porque sin el apoyo ciudadano la hegemonía de esos poderes es sobrecogedora.

¿Ven posible una alianza a futuro con EH Bildu?

Todo va a depender de cómo se aborden las prioridades políticas y sociales. Según nuestra valoración, en la primera página de sus prioridades pone soberanía y en la última también, y nosotros estamos más cerca de lo que quiere la inmensa mayoría de los vascos y las vascas; políticas ante el paro, las relaciones laborales, la pérdida de la calidad del empleo, la perdida del Estado de Bienestar, de poder adquisitivo de nuestras personas mayores, pérdida de futuro para los jóvenes... En el momento en que otras fuerzas que se reclaman del ámbito de la izquierda sitúen dentro de su agenda esas políticas con la prioridad que planteamos, serán más fáciles los acuerdos. El 21 de octubre vamos a elegir un Parlamento que haga políticas para resolver esta crisis.

¿EB defiende el federalismo frente a la apuesta independentista?

Visualizamos Euskadi dentro de un proyecto común de Estado, y por lo tanto no vamos a profundizar en un esquema en el cual no creemos, que es una Euskadi separada, independiente del resto. Vemos la necesidad de que Euskadi teja alianzas con el conjunto del Estado mediante ese proyecto y que los vascos y las vascas podamos negociar con el Estado de igual a igual todas esas capacidades que queremos llegar a alcanzar en un nuevo marco político que tenemos que dialogar y negociar. El momento actual es el adecuado, y creemos que la consulta ciudadana supone un instrumento profundamente democrático para la cuestión identitaria y también para otras cuestiones relevantes.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo