GARA > Idatzia > Kultura

CRŪTICA: ęIron SkyĽ

Una base secreta nazi en el lado oscuro de la luna

p051_f01.jpg

Mikel INSAUSTI

Hasta ahora la mitología nazi ha servido para argumentos en su mayoría terroríficos, como los de la cinta gore noruega «Zombis nazis» o la holandesa «The Human Centipede», sobre los experimentos de Josef Mengele. Con la finlandesa «Iron Sky» se inaugura una nueva era en la que el nazismo se integra en la parodia de ciencia-ficción, y la respuesta por parte del cine yanqui de bajo presupuesto no se ha hecho esperar, ya que la compañía psicotrónica The Asylum acaba de lanzar «Nazis en el centro de la tierra», que sitúa la base secreta de turno bajo la Antártida.

Pero, al igual que en tantas otras cosas, mejor rechazar imitaciones. A la sociedad finesa formada por el el realizador Timo Vuorensola y el productor Samuli Torssonen hay que reconocerles la inventiva original en este apenas inexplorado campo. Después de darse a conocer hace siete años en internet con «Star Wreck: In the Pirkinning», gracias al sistema de financiación crowdfunding se han consolidado dentro de su peculiar cruce de géneros, por lo que preparan ya «I Killed Adolf Hitler», sobre el viaje en el tiempo de un asesino a sueldo del futuro encargado de eliminar al Führer.

Aunque no soy muy fanático de la estética steampunk y del retrofuturismo en general cuando va en serio, en «Iron Sky» todo el planteamiento de trasladar la tecnología nazi de la II Guerra Mundial al año 2018 me resulta muy gracioso. El primer astronauta negro que envían los EE.UU. a la luna lleva un iPhone, en contraste con las primitivas computadoras de válvulas que manejan los nazis. Y, en medio de una batalla espacial sacada de «La guerra de las galaxias», se pueden ver auténticos zepelines.

A Vuorensola le salva además su vena cinéfila, partiendo del homenaje a «El gran dictador» de Charles Chaplin, que los nazis han convertido en un corto de propaganda. También está el homenaje a «Ninotchka» de Ernst Lubitsch, pero sobre todo el gusto por el cine paródico de Mel Brooks. La presidenta de los EE.UU. es la mismísima Sarah Palin y utiliza a los invasores para su campaña electoral.

 

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo