GARA > Idatzia > Kirolak> Txirrindularitza

Vuelta 2012 | Sprint en Valladolid

Bennati precisa del ˙ltimo centÝmetro para lograr el triunfo

El italiano superaba sobre la misma línea de meta a Ben Swift y daba al cuadro RadioShack su primera etapa en esta Vuelta tras una jornada muy rápida.

p034_f01_249x148.jpg

Arnaitz GORRITI

Los viejos cronistas deportivos definirían lo apurado del triunfo de Danielle Bennati (RadioShack) sobre Ben Swift (Sky) en la meta de Valladolid con un aparatoso «por medio tubular». Asimismo, subrayarían que el sprinter italiano lograría adelantar a su más directo rival gracias al último «golpe de riñón». Bennati, que en poco más de dos semanas cumplirá 32 años, quiso homenajear a los viejos cronistas del ciclismo apurando su primera victoria en la Vuelta 2012 -ya en 2007 y 2011 lograría alzar los brazos- hasta el último centímetro de los 204 kilómetros que constaba la etapa 18.

Hasta ayer, el sprinter del Argos Shimano John Degenkolb venía imponiéndose en todas las llegadas masivas, pero los avatares de los últimos metros lo dejaron fuera de combate de forma prematura. Así las cosas, el dominador de los sprints de esta ronda hispana se quedaría sin opciones de pelear por su quinta victoria parcial, mientras que Ben Swift y Bennati se la jugaban en un mano a mano que duró hasta la última raya.

El velocista del Sky parecía tener la victoria en su poder, pero el veterano ciclista italiano, aprovechándose del espacio entre su principal rival y la valla -cabe señalar la honradez, o candidez, de Swift en este sentido-, tuvo espacio más que suficiente para poder remontarlo en el último momento.

Sin viento, pero con ritmo

El pelotón de la Vuelta temía que camino de Valladolid apareciese el viento de costado y, por ende, el peligro de los abanicos. Sin embargo, el viento no asomó en ningún momento -de costado no, desde luego, por mucho que el conjunto Katusha amagara en su intención de meter cuneta al pelotón-, por lo que los gallos de la Vuelta pudieron salvar la jornada sin excesivos sobresaltos.

Pero la ausencia de sobresaltos no supuso que no debieran espabilar. La carrera recorrió los 204 kilómetros que separaban Aguilar de Campoo y Valladolid con media hora de adelanto sobre el mejor horario previsto por la organización. Aunque la escapada del día se formara muy pronto, el pelotón no dio tregua en ningún momento. Y es que más de la mitad de los equipos de la ronda hispana todavía no ha ganado y los días del calendario se agotan.

Así, el pelotón y los escapados del día -Gustavo César Veloso (Andalucía), Brent Bookwalter (BMC), Gatis Smukulis (Katusha), Luis Ángel Mate (Cofidis) y Martijn Keizer (Vacansoleil)- se retaron al habitual juego del gato y el ratón, toda vez que estos saltaran de la disciplina del gran grupo a más de 190 kilómetros de la meta vallisoletana. Como suele suceder en estos casos, los fugados abrieron brecha en un santiamén, pero cuando llegaron a los cinco minutos de renta, tuvieron que pelear con un pelotón nada dispuesto a las alegrías de los aventureros.

Argos Shimano y RadioShack tomaron las riendas del pelotón y fueron madurando a los cinco escapados hasta que les echaron el guante a falta de 17 kilómetros. La única mala noticia entre los perseguidores fue el abandono del alemán del RadioShack Linus Gerdemann, después de sufrir una caída a 32 kilómetros de la llegada, un percance en el que también se vio envuelto el corredor del conjunto Movistar Nairo Quintana.

El zarpazo del «Pantera»

Tocaba preparar el sprint, y ahí el Argos Shimano y Degenkolb eran los rivales a batir. Sin embargo, la mala colocación al salir de la última curva lo dejaron sin opciones, mientras que el Sky Ben Swift parecía enfilado a la victoria, ya que lograba sacar de su estela a Bennati.

Pero el italiano, apodado «la pantera», no había dicho su última palabra. «Siempre he sido «el Pantera» y nunca lo he dejado de ser, y una pantera siempre tiene un zarpazo guardado», declararía después. No se rindió, y por el espacio entre las vallas, logró que su zarpa cruzase la meta antes que la del Sky.

cara y cruz

El conjunto RadioShack conseguía en la jornada de ayer su primera victoria en la Vuelta 2012. La mala noticia para este conjunto fue el abandono de Gerdemann, producto de una caída a 32 kilómetros de meta.

Primer triunfo

Resulta extraño que un sprinter como Daniele Bennati lograra ayer su primera victoria de la temporada, pero así es. «Parecía imposible ganar este año una carrera, pero veo que llego fuerte a la tercera semana», dijo.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo