GARA > Idatzia > Kultura> Ikus-entzun

Acusan a TVE de haber robado la idea de ęStamos ocupa2Ľ

A través de un explosivo e ingenioso comunicado cargado de dinamita, el guionista televisivo Toni Betrán. («A medias», «El rey de la comedia») acusa directamente a TVE de haberle robado la idea original sobre la que se sustenta la teleserie «Stamos ocupa2».

p061_f02.jpg

Koldo LANDALUZE | DONOSTIA

«Éramos jóvenes y atrevidos -así comienza el comunicado de Toni Betrán-. Bueno, igual ni tan jóvenes ni tan atrevidos. Pero sí lo suficiente para creer que una serie tan loca como la que estábamos pariendo podía tener un sitio en la televisión de este país. ¿Cuál era el proyecto? Os va a hacer gracia. A ver cómo os lo cuento... así, en resumidas cuentas: Unos ancianos deciden fugarse de un asilo y, tras la fuga, `okupar' un edificio (que previamente pensaban okupar unos chavales, familiares de uno de ellos). Allí montarán su propia Komuna, donde vivir en paz y autogestionándose. Y los jóvenes se unirán a ellos».

Tras narrar las diversas negativas que recibieron por parte de diversas cadenas -incluida TVE- que no parecían mostrar excesivo interés en este proyecto, una noticia aparecida en un diario de gran tirada les pone en alerta. En esta noticia se anuncia una producción propia de TVE cuya trama guarda muy sospechosas coincidencias con el proyecto original liderado por Toni Betrán. El resto se traduce en la reveladora entrevista privada que mantuvieron el propio Beltrán y el Jefe de Ficción de TVE, Fernando López Puig. El diálogo, digno de las mejores comedias es el siguiente: «Tras presentarme le pregunté a López Puig por quién era el autor de la serie. Él me dijo que estaban desarrollándola varios guionistas y blablabla. Le corté diciendo que ya, que eso suele ocurrir, pero que hay una idea original, un proyecto, sobre el que luego se construye cada capítulo. ¿Quién había creado eso? Él me contestó que `nace de la casa'. Insisto en que en la casa no hay guionistas contratados como tales, de ficción. Y que no creo que naciera en el váter y se la encontraran, que alguien tuvo que tener la idea. Tras insistir dos veces más, para en silencio y dice: `bueno, la idea es mía, la creé yo'. Me entra la risilla floja y seguimos la conversación:

«TONI.- Vaya, pues qué casualidad que dos años antes tuve yo con un compañero la misma idea.

Fernando se queda blanco.

FERNANDO.- No sé de qué me hablas...

TONI.- Hombre, es que está calcada la sinopsis de la serie palabra por palabra. Y no hablo de `una serie sobre el día a día de un colegio' o `una serie sobre el mundo de una comisaría y las cosas que les pasan ahí' o `unos colegas comparten piso y les ocurren cosas divertidas'. Hablo de algo muy muy concreto. Y es que está tal cual.

FERNANDO.- (Rápido y sin pensar, como un resorte) ¡Bueno, vosotros no teníais lo de la actriz venida a menos!

¡Zas! Silencio. Fernando se da cuenta de la cagada. Toni sonríe (por no llorar).

TONI.- Oye, pues para no tener ni idea de lo que te estoy hablando, bien que sabes cuál es justo la única diferencia con nuestro proyecto, ¿no?»

El resto de dudas relacionadas con el excesivo «parentesco» de ambas series cobró forma definitiva con la emisión del primer episodio de «Stamos ocupa2», la trama era calcada.

FRACASO

La primera entrega de esta apuesta «personal» del Jefe de Ficción de TVE, encargado de supervisar además el desarrollo y la producción de el proyecto, tuvo un 8,8% de share.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo