GARA > Idatzia > Ekonomia

Los parados mayores de 55 aos se han triplicado durante la crisis

La crisis económica está afectando de manera importante al conjunto de la población. En cinco años se han triplicado los parados mayores de 55 años, que tienen el futuro comprometido. También los pensionistas están viendo que siguen con sus nóminas congeladas y, en cambio, aumentan el IVA y las tarifas eléctricas o de transporte, que son materia de primera necesidad, o se recorta la asistencia social. Todos ellos llaman a la huelga general del 26 de setiembre.

p032_f02.jpg

Juanjo BASTERRA | BILBO

Las reformas laborales y los recortes están afectando a todos los grupos de edad. Nadie se salva. El informe regional de AGETT del mercado laboral, referido al segundo trimestre de este año, confirma que los parados mayores de 55 años casi se han triplicado en Hego Euskal Herria desde el inicio de la crisis y añade que más de dos tercios lleva más de un año sin lograr un contrato de trabajo. Esta situación es grave porque corren el riesgo de «no volver a incorporarse al mercado de trabajo», indica el informe.

Las reformas laborales y los recortes que se están aplicando desde los gobiernos están elevando el sufrimiento al conjunto de la población. Así, los representantes del centenar de colectivos sociales y de las centrales sindicales ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE, Hiru, CGT-LKN y CNT llaman a los trabajadores en activo, a los jubilados y a los pensionistas a tomar parte activa en la huelga general del 26 de setiembre. Porque, como explican las Plataformas de Pensionistas de Euskal Herria, «las reformas de Mariano Rajoy (PP) elevan la prima de riesgo de los pensionistas».

Entienden que estas actuaciones son «la mayor farsa, el mayor fraude que se haya aplicado desde los gobiernos de Iruñea, Gasteiz y Madrid. Esta crisis se ha declarado, no porque no exista dinero para hacer frente a las pensiones, al sistema de seguridad o protección social, sino para eliminar todos y cada uno de los derechos sociales conquistados por las clases populares en el último siglo».

El informe de la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo temporal (AGETT) afirma que desde el inicio de la crisis, en el tercer trimestre de 2007, los mayores de 55 años sin empleo se han multiplicado por 2,8. Según esos datos, el 47,7% de los parados de esa edad se han incorporado a las listas durante el último año. «La tasa de paro entre los vascos mayores de 55 años es del 9,4%, mientras que al inicio de la crisis era del 3,8%».

«No somos responsables»

En Iruñea, las asociaciones ANAPP (Asociación Navarra de Prejubilados y Pensionistas), Asociación Mayores Lacarra, Nafarroako Pentsionistak Martxan, Observatorio del Mayor de Navarra, Mayores 15M Pamplona/Iruña y Sasoia presentaron ayer un manifiesto en el que llaman a participar en la huelga general del 26 de setiembre.

«No somos responsables de la crisis financiera provocada por este capitalismo salvaje -con sus gobiernos, los bancos y los especuladores- y que se ensaña con los más vulnerables y no estamos dispuestos a soportar la injusta oleada de recortes que ya nos golpea directa e indirectamente en nuestras familias, ni a dejar nuestro futuro en manos de la privatización de servicios», afirman estos colectivos.

Conquistas sociales

El manifiesto «Mayores frente a la crisis» constata la decisión de defender el sistema público, las conquistas sociales y los derechos, así como la consolidación presupuestaria de prestaciones y servicios, a través del diálogo, las propuestas y la movilización.

Tras afirmar que el presente de las personas mayores es el futuro de sus hijos y nietos, de una generación de jóvenes que no quieren perderse en el paro y la miseria, hacen un llamamiento a la unión de las personas mayores y a la solidaridad intergeneracional con los más vulnerables. Instan a la ciudadanía navarra a la participación y al compromiso, a la organización y a la movilización.

Al mismo tiempo, hacen un llamamiento al Gobierno de Nafarroa para que «dé un giro en su actuación» y en los nuevos presupuestos sean atendidas una serie de exigencias que parten de «pensiones dignas», de forma que ninguna quede por debajo del umbral de la pobreza, y de una sanidad pública, gratuita y universal.

Entre las reivindicaciones figura también una ley de dependencia específica para Nafarroa, con mejoras en todos los aspectos; vivienda digna, facilitando el mantenimiento de los mayores en sus domicilios con servicios de atención profesionales y residencias en consorcio municipal.

En Hego Euskal Herria, según los últimos datos de la Seguridad Social, existen 632.212 pensionistas, de los que dos tercios cobran una pensión media alejada entre un 20% y un 40% del umbral de la pobreza establecido para Hego Euskal Herria,

Las medidas adoptadas por el Gobierno español en cuanto al incremento del IVA tienen un efecto «muy negativo» sobre los pensionistas, según reconocen. Por eso, advierten que «es una medida regresiva e injusta que perjudica de forma directa a las personas con menos ingresos». Si a esta medida se une el recorte de derechos de las personas dependientes, «la gravedad alcanza niveles muy altos», dijeron desde las plataformas de pensionistas.

No obstante, recuerdan que «las personas pensionistas no estamos solas en esta trágica situación. Todos los sectores populares sufrimos las consecuencias de medidas encaminadas a la esclavitud, la precariedad, a la pobreza o como queramos llamarlo».

Uno de los mayores temores que mantienen los jubilados y pensionistas de Hego Euskal Herria que el rescate financiero para la economía española que se está ultimado en la Unión Europea suponga un recorte de las pensiones. No es nuevo. En Grecia y en Portugal, dos economías que han sido intervenidas por la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) las pensiones se redujeron casi a la mitad.

Aunque el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se manifestó en el sentido de que no tocaría las pensiones, su credibilidad por los continuos incumplimientos que ha realizado de sus promesas hacen caer en el pesimismo a los pensionistas. Sobre todo, porque la Unión Europea está presionando. Así, el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, instó al Gobierno español a tomar pronto una decisión sobre el rescate para «reducir incertidumbres» y aprovechar «el buen momento que viven la Eurozona y los mercados», pero recordó que el rescate supone nuevos recortes, como admitió el Gobierno español que hará a fin de mes.

Imprimatu 
Gehitu artikuloa: Delicious Zabaldu
Igo